Expectativa por el nivel de adhesión al canje

18 de agosto, 2020

Martín Guzmán, ministro de Economía.

Tras su oficialización en el Boletín Oficial, el Gobierno presentó ayer ante el regulador de Estados Unidos (SEC, por su sigla en inglés) una enmienda a la oferta presentada el 5 de julio, en línea con las modificaciones acordadas a principios de agosto con los principales grupos de acreedores privados de la deuda bajo legislación extranjera.

La enmienda plantea además una extensión del plazo de adhesión a la propuesta oficial. Dicha prórroga es de cuatro días, por lo que la fecha límite ahora será el 28 de agosto. Sin embargo, mantiene la liquidación de los nuevos bonos para el 4 de septiembre.

Se trata del último paso formal antes del cierre de adhesiones a la oferta que, según el ministro de Economía, Martín Guzmán, se espera tenga “una aceptación muy alta” dada la aceptación que tuvo finalmente entre los principales tenedores de bonos, luego de varios meses de negociación y de varias mejoras en la oferta oficial.

En tanto, el mercado sigue expectante ante el nivel de adhesión que logre esta última propuesta. Tras la presentación de la oferta oficial ante la SEC, durante la jornada de ayer las acciones argentinas que cotizan en Wall Street cayeron hasta 7% y el riesgo país volvió a subir y se ubicó en la zona de los 2.150 puntos básicos.

“Es muy difícil saber ahora cuánto será el porcentaje de adhesión. Es un punto fundamental, sobre todo teniendo en cuenta que el anuncio del acuerdo con los principales grupos de bonistas, si bien decíamos que era una noticia positiva, claramente era el principio del camino para empezar a resolver el tema de la deuda”, señaló Martín Vauthier, director del Estudio EcoGo, en diálogo con El Economista.

De acuerdo con el especialista, el acuerdo con los principales tenedores de bonos es condición necesaria para alcanzar las mayorías implícitas las Cláusulas de Acción Colectiva (CAC), que es lo que permitiría despejar definitivamente la incertidumbre en torno a la deuda, pero claramente no era una condición suficiente, por lo que es necesario captar la adhesión de más acreedores.

Vauthier resalta que sólo con ese grupo no alcanza para activar las CAC, sobre todo en los bonos de Indenture 2005, que requieren un mínimo de adhesión del 85% del monto, mientras que en los de Indenture de 2016 requieren un mínimo de 66% del monto. “Es muy importante que el Gobierno haya tratado durante este tiempo de ampliar la adhesión para llegar a más bonistas”, remarcó.

Más plazo en PBA Por sexta vez, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires volvió a extender ayer el plazo de adhesión al canje de la deuda. El nuevo límite para la aceptación de la oferta oficial será el 11 de septiembre, según informaron fuentes del Ministerio de Hacienda y Finanzas del distrito que gobierna Axel Kicillof.

Desde la cartera económica bonaerense afirmaron ayer que “han intensificado el diálogo con aquellos acreedores que todavía no han aceptado la propuesta”. En ese sentido, detallaron a Télam que durante este periodo “se continuará manteniendo conversaciones con los acreedores”, a quienes les reiteraron “el compromiso con las deudas asumidas, pero siempre bajo un esquema de repago que resulte sostenible en el tiempo”.

Las fuentes destacaron que “las conversaciones incluyen un número grande de acreedores y diferentes tipos de deuda, que no tienen una única voz”. La deuda a negociar abarca un monto total de US$ 7.148 millones que rigen bajo legislación extranjera.

Dejá un comentario