El 58% de las fábricas estiman que para fin de año seguirán operando con fuertes caídas de la producción

17 de agosto, 2020

La producción de acero crudo cayó 14,2% mensual y 23,7% interanual

Hoy la Unión Industrial Argentina (UIA) destacó que parte del entramado productivo se recuperó en julio último debido a la habilitación de actividades y el estricto cumplimiento de protocolos sanitarios en los establecimientos industriales, de acuerdo con el informe especial sobre el impacto del coronavirus en empresas realizado por central fabril. Pese a ello, los números siguen sin ser del todo positivos. 

Sobre el total de empresas encuestadas, el 32% se encontró en julio con el mismo nivel de producción o con incrementos respecto a etapa previa a la pandemia. Sin embargo, el 6% continuó con su producción paralizada y el 62% de los establecimientos operó con caídas mayores al 25%.

Respecto a las ventas, el 32% de las empresas informó una facturación igual o mayor a las de antes de la pandemia, mientras que el 46% de las compañías todavía enfrenta una caída de las ventas superior al 30% y otro 22% registró mermas de hasta el 30%.

En continuidad con los relevamientos previos, persisten diversos problemas financieros y operativos, así como incrementos en los costos asociados a los protocolos sanitarios, como transporte de personal, tests, licencias, entre otros”, remarcó la UIA en su informe. 

Ante la caída de los ingresos por ventas y los problemas en la cadena de pagos, las empresas incrementaron el stock de sus deudas. La mayoría de ellas (31%) lo hizo con el pago de los impuestos, seguido por compromisos financieros (21%), proveedores (16%) y servicios públicos (12%). 

“Pese a que en general la tasa de incumplimiento de estos pagos fue menor a la registrada en relevamientos previos, los datos indican un mayor atraso en el pago de salarios: el 8% de empresas no pudo pagarlos, contra el 3% registrado en el relevamiento anterior”, detalló el informe.

En julio, el 17% de las empresas no pudo cubrir el pago del medio aguinaldo, al tiempo que hubo una menor incidencia del programa de Atención de Emergencia del Trabajo y la Producción (ATP), que alcanzó al 42% de empresas, en comparación al 63% registrado en el relevamiento previo.

En ese sentido, el 54% aumentó su demanda de crédito, pero solo el 40% afirmó haber accedido al monto requerido. En tanto la línea con tasa de interés del 24% anual llegó al 47% de empresas y las garantías del Fogar (Fondo de Garantías Argentino) al 10% de los establecimientos.

Para fin de año, las expectativas empresarias indican una ligera mejora: solo el 2% de empresas estima que su producción estará frenada y el 39% prevé producir casi igual o más que antes de la pandemia.

Sin embargo, el 58% de empresas estima que para fin de año seguirá operando con fuertes caídas. El 15% afirmó que, de mantenerse las mismas condiciones en los próximos tres meses, la continuidad de su actividad estará comprometida y el 7% sostuvo que podría entrar en concurso preventivo.

“Este panorama indica un mayor riesgo de fragmentación productiva, dada la dispar recuperación a nivel sectorial y regional, el desigual acceso al crédito entre las empresas y las distintas capacidades para enfrentar las nuevas exigencias operativas y adecuación a los protocolos. Contemplar estas variables es central para preservar el tejido productivo de cara a una recuperación sostenible”, concluyó la UIA.

Dejá un comentario