Empieza la negociación con el FMI y se espera que sea extensa

27 de agosto, 2020

Empieza la negociación con el FMI y se espera que sea extensa

Mañana vence el plazo que el ministro de Economía, Martín Guzmán, fijó para que los acreedores de la deuda bajo ley extranjera confirme su adhesión a la última oferta oficial, la cual fue aceptada por los principales grupos de acreedores a principios de este mes luego de varios meses de negociación, por lo que se espera que se logre una adhesión alta. Una vez finalizado este tema, los próximos objetivos de Guzmán serán el canje de la deuda en dólares bajo legislación local y la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ayer, el Gobierno dio el primer paso en ese sentido con el organismo multilateral. Primero, el presidente Alberto Fernández mantuvo por la mañana una comunicación telefónica con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, en la que participaron también Guzmán y el representante argentino ante ese organismo, Sergio Chodos, a fines de acordar un nuevo programa crediticio.

Durante la conversación con Georgieva, según informó Economía, Fernández remarcó la necesidad de que el futuro programa “respete los objetivos de la recuperación económica y resolver los problemas sociales más acuciantes”. Luego, Guzmán y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, le enviaron una carta Georgieva para dar inicio formal al diálogo entre las partes.

De acuerdo con Matías Carugati, director ejecutivo de la consultora Siedo, el Gobierno no tiene apuro en acelerar los tiempos en esta negociación, considerando que en este momento Estados Unidos (país que “maneja” el organismo) está entrando en un proceso de elecciones presidenciales y los próximos vencimientos con este organismo no están tan cerca.

“Más allá de cómo quede el tablero político en Estados Unidos y el FMI, estimo que Argentina va a buscar que los vencimientos se estiren a lo largo del tiempo como para darle oxígeno al programa financiero. Tengo dudas respecto a cuánto están dispuestos a ‘estirarse’ en lo que pueden llegar a ofrecer. Porque, a diferencia de las negociaciones con los acreedores privados, el FMI sí le va a pedir al Gobierno una estrategia macro consistente”, afirmó Carugati ante El Economista.

Según el ecomomista, las conversaciones seguramente arrancarán con el Gobierno mostrando un sendero monetario-fiscal futuro “razonable” para luego, en la discusión fina, ir modificando las cosas. “Pero, de vuelta, tengo dudas respecto a lo que podría aceptar el Gobierno a cambio de patear los vencimientos. Sobre todo siendo 2021 un año electoral”, resaltó

En ese sentido, consideró que lo ideal sería que se aprovechen las negociaciones con el FMI para tratar de armar un programa macroeconómico serio y consistente, que dé señales de que los desequilibrios macroeconómicos van a ser corregidos “por las buenas”. “Pero eso sólo sirve como señal, inicialmente. Luego tendrá que ser acompañado por acciones concretas y la palabra ajuste no es una que se utilice mucho en el ‘diccionario K’”, agregó.

En esa misma línea, Federico Furiase, director del Estudio EcoGo, resaltó la importancia de que el Gobierno dé una señal de consolidación fiscal en el marco de un nuevo acuerdo con el FMI, que permita extender los vencimientos con el organismo concentrados entre 2021 y 2023. “Junto con la reestructuración con el sector privado, quedaría un perfil de vencimientos en dólares muy descomprimido hasta 2024, y en un escenario de consolidación fiscal podría bajar el riesgo país y la brecha cambiaria”, afirmó en diálogo con El Economista.

Asimismo, Furiase prevé que en esta negociación no se discutirán reformas estructurales durante la antesala de un año electoral en Argentina (en 2021), pero afirmó que el FMI va a pedir un programa de consistencia fiscal y monetaria, que “el Gobierno sabe que tiene que hacer si no quiere arriesgar un escenario de devaluación y de aceleración de la inflación”.

Por la tarde, Georgieva confirmó la recepción del pedido oficial del Gobierno. En un comunicado oficial, la titular del organismo dijo que durante la conversación con Fernández y Guzmán se habló sobre “las prioridades del Gobierno argentino de cara al futuro y en el contexto de la pandemia” y “la necesidad de revitalizar la economía y seguir protegiendo a los más vulnerables”.

“Esperamos profundizar nuestro diálogo sobre cómo podemos apoyar mejor los esfuerzos del Gobierno para manejar el impacto de la pandemia, impulsar el crecimiento y la creación de empleo, y reducir la pobreza y el desempleo al tiempo que fortalecemos la estabilidad macroeconómica en beneficio de todos los argentinos. Como dije antes, estamos listos para desempeñar nuestro papel”, agregó Georgieva.

Dejá un comentario