Macron visitó Beirut en medio de un caos total

6 de agosto, 2020

El presidente francés, Emmanuel Macron, caminó hoy por las calles de Beirut, dañadas por las explosiones, rodeadas de personas que cantaban por la caída del gobierno del Líbano y pedían ayuda internacional.

El Líbano está en un punto de quiebre. Su economía estaba colapsando y su gobierno apenas funcionaba, todo antes de que una explosión masiva destruyera franjas de la ciudad capital, incluido su puerto vital.

Macron es el primer mandatario extranjero en visitar a los residentes de los barrios más afectados de Beirut. El líder francés prometió entregar un “nuevo pacto político” para el Líbano.

“Propondré un nuevo pacto político en el Líbano, y volveré en septiembre, y si no pueden hacerlo, asumiré mi responsabilidad política”, dijo a una multitud.

Esa es una declaración del líder de una antigua potencia colonial. Muestra la voluntad de Macron de posicionarse como un líder mundial, y la absoluta falta de fe que los libaneses tienen en su propio gobierno para reconstruirse.

Las escenas han sido muy fuertes, especialmente solo dos días después de la explosión. Múltiples videos capturaron a Macron prometiendo brindar ayuda directamente a la gente del Líbano, quienes le gritaban que no se puede confiar en sus líderes.

Las multitudes lo rodearon , desesperados por ser escuchados. “Por favor, ayúdanos. ¿Qué están haciendo para ayudarnos?” Se oía a un hombre gritar entre lágrimas.

El número de muertos en Beirut superó los 135, con al menos 5.000 heridos, en lo que parece haber sido una explosión accidental.

Ocurrió en un depósito que había estado almacenando 2.750 toneladas de nitrato de amonio durante casi siete años, aparentemente como resultado de la inacción del gobierno.

El material explosivo había sido incautado de un barco. Varios funcionarios del puerto están bajo arresto domiciliario.

Dejá un comentario