El índice mayorista ratifica aceleración de los precios

19 de agosto, 2020

pesos

El nivel general del índice de precios internos al por mayor (IPIM) registró un aumento de 3,5% en julio respecto del mes anterior. Esta variación se explica como consecuencia de la suba de 3,5% en los “productos nacionales” y 3,8% en los “productos importados”. A nivel interanual, sube 44,5% y acumula 10,2% en el año.

A la vez, el nivel general del índice del costo de la construcción (ICC) en el Gran Buenos Aires correspondiente a julio registró, en relación con las cifras de junio último, una suba de 2,2%. Este resultado surge como consecuencia del alza de 5,0% en el capítulo “materiales”, de 1,9% en el capítulo “gastos generales” y de mantenerse prácticamente sin variación el capítulo “mano de obra”.

“Si bien en el acumulado anual la inflación mayorista se encuentra muy por debajo del registro para el mismo periodo de 2019 (10,2% versus 21%), la diferencia se explica principalmente por el mantenimiento del tipo de cambio ‘anclado’ que afecta al componente importado del índice (7% del total), así como también por la caída de la demanda que ocasionó el ASPO y la caída en el precio internacional del petróleo que ocasionó la pandemia en los primeros meses del año”, dijeron desde LCG y agregaron que “registros de inflación mayorista superiores a la minoristas (3,5% versus 1,9%, respectivamente) hacen prever que la inflación cobre impulso en los próximos meses”.

“Las definiciones sobre el manejo de la política monetaria tendrán incidencia sobre el índice a través del componente importado. En la medida que la brecha se mantenga alta, importadores tendrán incentivos a adelantar compras e ir ajustando precios tratando de conservar márgenes a futuro, algo que implica convalidar el precio del CCL. Por otro lado, el congelamiento de tarifas seguirá actuando como ancla, al menos por este año. Dentro del ICC, el costo de la mano de obra (45,6% del total) seguirá siendo un lastre para el índice, en la medida que la pérdida de empleo en el sector continúe siendo palpable”, agregaron.

“Los precios mayoristas arrojaron una variación consistente con la reiniciación de ciertas actividades y el desenvolvimiento del tipo de cambio, lubricado por factores monetarios y externos como la recuperación en el precio del petróleo. En agosto podría observarse una continuidad en la dinámica alcista a nivel mayorista por la continuidad en la flexibilización de actividades. Por otro lado, el costo de la construcción podría continuar la tendencia actual, con aumentos en el rubro de los materiales, a medida que se reinicia la actividad. Por el lado de la mano de obra, la continuidad de las restricciones seguramente seguirá incidiendo sobre las remuneraciones”, dijeron desde ACM.

El IPC de agosto

En otro reporte, Ecolatina proyectó que el IPC de agosto estará entre 2,5% y 3%, marcado una aceleración clara contra el 1,9% de julio. “El IPC GBA Ecolatina trepó 2,9% entre la primera quincena de agosto y el mismo período de julio. La aceleración se explicó por incrementos en alimentos y bebidas (el capítulo avanzó 3,5% en el período), alquileres y bienes para el hogar”, dijeron y agregaron que el IPC núcleo trepó 3,5%.

Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina, anticipó que la inflación “difícilmente” vuelva a ubicarse debajo de 2% mensual en lo que queda del año. “La magnitud de la aceleración dependerá de las negociaciones paritarias paralizadas durante la cuarentena, el grado de descongelamiento de algunos de precios regulados como prepagas, servicios de telefonía y combustibles, y la evolución de tipo de cambio y/o restricciones en el mercado oficial. En particular, esperamos que la inflación alcance una mayor tasa en el último trimestre del año producto del levantamiento de la cuarentena y la reanudación de las paritarias”. Ecolatina proyecta una inflación de 39% para 2020.

Dejá un comentario