El contagio masivo convirtió a Brasil en un laboratorio para probar todas las vacunas

18 de agosto, 2020

El contagio masivo convirtió a Brasil en un laboratorio para probar todas las vacunas

El Gobierno de Brasil autorizó hoy a la multinacional de origen belga Janssen Pharmacéutical, del grupo Johnson&Johnson, a realizar ensayos en brasileños para desarrollar una vacuna contra el nuevo coronavirus, que está en la última y tercera fase.

Así se informa en el Diario Oficial de la Unión (el Boletín Oficial de Brasil), que detalla que la luz verde la dio la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), el órgano regulador brasileño, con lo cual ya son cuatro las vacunas con autorización para realizar ensayos en el país.

Brasil, el segundo país con más muertos y casos detrás de Estados Unidos, ya tiene en marcha en su territorio a ensayos de otras tres vacunas: la desarrollada por la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca, la del laboratorio privado chino SInovac Biotech y la germano-estadounidense de BioNTech/Pfizer.

De acuerdo a lo informado por Janssen, 7 mil brasileños mayores de 18 años serán reclutados en los estados de San Pablo, Minas Gerais, Paraná, Río de Janeiro, Río Grande do Norte y Río Grande do Sul.

La carrera internacional por la vacuna tiene uno de sus capítulos en Brasil, donde se acumulan más de 3,3 millones de casos positivos y más de 108 mil fallecidos.

La vacuna de Oxford, como se la conoce, está siendo probada en 9.000 brasileños mediante un acuerdo con la Universidad Federal de Sao Paulo y el Ministerio de Salud, y para la cual el presidente Jair Bolsonaro liberó unos US$ 367 millones con el objetivo de producirla en el centro laboratorial público Fiocruz.

La china Sinovac está siendo probada en el Instituto Butantan, mayor fábrica de vacunas pública de América Latina, con un convenció con el estado de Sao Paulo y según las autoridades puede estar lista para enero de 2021.

El estado de Paraná, fronterizo con Misiones, firmó un memorándum de entendimiento con Rusia para desarrollar la vacuna anunciada por el presidente Vladimir Putin, pero que en Brasil debe pasar por una serie de ensayos en humanos en lo que es su fase 3, una vez que lo autorice la Anvisa.

Dejá un comentario