El abandono de la ciudad de Nueva York

23 de agosto, 2020

El abandono de la ciudad de Nueva York

De pronto, la ciudad que nunca duerme comienza a sentirse inquietantemente somnolienta. Los departamentos vacíos en Nueva York están en un nivel récord, más de 1.200 restaurantes cerraron y los peces gordos de Wall Street están haciendo su trabajo desde Greenwich o los Hamptons.

La ciudad de Nueva York es una historia de éxito en la lucha contra el Covid-19, pero muchos de sus residentes más ricos y exitosos huyeron, algunos de ellos para nunca regresar.

Si bien la ciudad generalmente se vacía en agosto, con neoyorquinos adinerados que se van de vacaciones o se mudan a sus segundas residencias, esta vez se siente diferente.

Tantas personas están huyendo de la ciudad de forma permanente que las empresas de mudanzas con exceso de trabajo están “rechazando a la gente”, según informa el NYT.

Al principio de la pandemia, la gente intentaba escapar del Covid-19. Más recientemente, las razones incluyen arreglos permanentes de trabajo desde cualquier lugar, la perspectiva de escuelas presenciales más seguras fuera de la ciudad y el miedo a los saqueos y la violencia con armas de fuego.

Hay más de 13.000 departamentos vacíos en Manhattan y los propietarios ofrecen descuentos sin precedentes.

En un eco de la década de 1970, la falta de vivienda, los delitos violentos y la ruina urbana van en aumento.

El rascacielos Empire State Building está sufriendo a medida que los inquilinos se van y los turistas se mantienen alejados.

Broadway está cerrado al menos hasta enero.

“No hay razón para hacer negocios en Nueva York”, dijo al New York Times Michael Weinstein de Ark Restaurants, propietario del famoso Bryant Park Grill & Cafe . “Puedo hacer el mismo volumen en Florida en los mismos pies cuadrados que en Nueva York, con gastos mucho menores”.

Si bien Bryant Park Grill & Cafe permanece abierto (solo para cenas al aire libre), Weinstein dijo que no abriría otro restaurante en Nueva York.

Cómo sigue

Un enfrentamiento entre el alcalde Bill De Blasio y los sindicatos de la ciudad por el enorme déficit presupuestario municipal de Nueva York podría empeorar las cosas.

De Blasio amenazó con despedir a 22.000 empleados de la ciudad a menos que los sindicatos acuerden recortar US$ 1.000 millones en costos laborales.

Mientras tanto, la basura se acumula en los parques de la ciudad, y los maestros de Nueva York advirtieron con una licencia por enfermedad para protestar contra el plan de De Blasio de abrir escuelas el 10 de septiembre.

Con el clima frío acercándose, los neoyorquinos debaten si mpeorarán las cosas y por cuánto tiempo.

Dejá un comentario