Di Pace: “Se viene un salario bien a la baja, con recorte y pérdida de empleo”

2 de agosto, 2020

Di Pace: "Se viene un salario bien a la baja, con recorte y pérdida de empleo"

La pospandemia traerá desafíos para reanimar la inversión y el consumo, al tiempo que impulsará el desarrollo de una microeconomía de cercanía en la que el consumidor preferirá comprar productos y servicios cercanos a su hogar, según analizó el economista Damián Di Pace.

“Va a haber desarrollo de una microeconomía de cercanía, desarrollo de todos los comercios cercanos a los hogares; vamos a pasar de una economía del desplazamiento a la cercanía”, explicó Di Pace, autor del libro “Economía de a pie”, lanzado en junio por la editorial de la Universidad de Buenos Aires (Eudeba).

El especialista consideró que “la cuarentena le permitió un albor a los comercios como carnicerías y verdulerías; el que antes salía del trabajo y compraba medio kilo de carne en el supermercado, hoy va a la carnicería o pide que se lo lleven a su casa”.

En cambio, observó que “las grandes superficies son de desplazamiento” y proyectó que a futuro esos centros comerciales no serán tanto para comprar bienes sino para el entretenimiento: “Me desplazo para entretenerme pero vivo en la cercanía”, resumió en diálogo con Télam.

Asimismo, estimó que tras el aislamiento “vamos a estar tan cansados de estar en nuestras casas, de hacer cumpleaños por videollamada, de chatear con amigos, que en realidad lo diferente a la pospandemia va a ser la experiencia real que ahora no estoy teniendo”.

“Eso tiene que ver con volver a un bar, volver a una plaza, a un centro de entretenimiento, viajar; hay un potencial muy grande para aquellos sectores que hoy son los que justamente se están fundiendo pero van a tener un rebrote”, afirmó.

Por otra parte, indicó que “en consumo masivo, que es alimentos, bebidas, cuidado personal y limpieza, vemos desaceleración del crecimiento. En la primera fase de la cuarentena crecía pero ya en junio el consumo cae 2,1% y ahora sigue cayendo; a medida que fuimos avanzando en la cuarentena se racionalizó fuertemente el gasto”.

En adelante, “el consumo va a seguir cayendo” dado que según el economista a raíz del aislamiento social “todos los motores de crecimiento del consumo están apagados”, añadió.

“Uno de los motores del consumo es el salario, se viene un salario bien a la baja, con recorte y pérdida de empleo; otro motor es el crédito, hoy el crédito personal no existe y el consumo con tarjeta de crédito cayó porque la gente no quiere gastar a futuro por la mala expectativa que tiene en el nivel de empleo y la actividad”, evaluó.

Di Pace sostuvo que será fundamental incentivar la producción para impulsar la recuperación del consumo: “La única dinámica genuina de crecimiento del consumo no es fomentar el consumo sino generar los incentivos suficientes para generar la inversión”, afirmó.

En este contexto, afirmó, “es fundamental un plan macro y la baja de la carga tributaria” para “generar las condiciones para que de acá a cinco años se pueda crecer; que cualquier persona que hoy recibe un plan se convierta en empleado o en alguien que produce”.

Dejá un comentario