CRA sobre la rotura de 125 silobolsas: “673.000 chicos podrían haber comido”

10 de agosto, 2020

Tras reiteradas denuncias de parte de los productores agropecuarios sobre los delitos rurales, hoy las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) señaló que, hasta el momento, se vandalizaron al menos 125 silobolsas a lo largo y ancho del país. “673.000 chicos podrían haber comido con lo que se perdió”, indicaron. 

“Los ataques se repiten variando su intensidad y su frecuencia, pero siguen estando presentes, a medida que pasa el tiempo como sociedad en su conjunto empezamos a naturalizarlos a ellos y ese es el peor de los escenarios, para nuestros valores ciudadanos y el país”, remarcó la entidad. 

En los últimos meses, los productores rurales denunciaron la rotura, cortes, punzados, incendios, abigeatos y robos de su producción. Y aunque si bien el Gobierno reconoció su gravedad y creó un área específica para que se ocupe de la problemática, desde el CRA señalaron que los delitos siguen ocurriendo. 

“Lo vienen sufriendo tanto empresas internacionales y grandes productores, como pequeños y medianos productores familiares; tanto agrícolas como pecuarios. Ataca a ingredientes mayoritarios y esenciales en la cadena de valor agregado para la transformación de los mismos en harinas, aceites, biocombustibles, burladas, y sobre todo proteína de origen animal, carnes vacunas, avícolas, porcinas, ovinas y leche”, remarcó Confederaciones Rurales.

Sin embargo, la entidad remarcó que el vandalismo no ataca únicamente a los productores sino también “a la mesa familiar de los argentinos” y a la base de la integración productiva pecuaria del país, que representó el 67% de las exportaciones del mismo el año pasado, y este año esa alícuota, fruto de la situación de la pandemia, crecerá por encima del 82% del total. 

“El vandalismo se comporta como un virus que se expande, sin dirección, sin discernimiento, con la sola premisa de dañar por dañar, con total ignorancia, sin hacerse cargo de las consecuencias de sus actos, y justamente ahí está su ceguera intelectual”, agregó el comunicado.

De acuerdo al Departamento Económico de CRA, a cargo del ingeniero agrónomo Matías Lestani, las 125 roturas de silobolsas equivalentes a 12.500 tonelada, pudriéndose a la intemperie entre el agua y el barro, que se podrían haber destinado a: 1.750 jubilaciones mínimas; 3.000 Planes de Ingreso Familiar de Emergencia; 673.000 raciones de comedores comunitarios; 900.000 paquetes de fideos, de harina o polenta; 750.000 litros de leche; 700.000 paquetes de arroz; 110.000 kg de asado; u 85.700 kg de milanesas. “Tener claro el impacto de las acciones nos ayuda racionalizar las mismas”, aseveró la entidad. 

“A veces no es maldad, es simplemente ignorancia, 673.000 chicos podrían haber comido con lo que se perdió, y no lo perdió solo un sector, lo perdió la mesa de los argentinos, lo perdió toda la sociedad, lo perdimos todos como país y es que ‘en la vida, podemos hacer lo que queramos, pero lo que no podemos hacer es evitar las consecuencias de nuestros actos’”, concluyó el comunicado CRA.

 

 

Dejá un comentario