Compraventa y alquileres se negocian a la baja (ajuste podría seguir)

11 de agosto, 2020

La compraventa y los alquileres comerciales están teniendo un cierre de precios a la baja, aseguró un informe del Observatorio Inmobiliario de la Cámara Argentina de Servicios Inmobiliarios (Camesi) en base a una encuesta a más de 3.000 operadores de real-estate. La gran mayoría ubica esa baja en el orden del 10-20% en tanto la quinta parte de los consultados sostiene que fue entre el 30% y el 40% al momento de cerrar una operación de compraventa. En el rubro de alquileres de locales y oficinas, las opiniones son más parejas entre los que sostienen que hubo descensos en los valores y los que consideran que se mantuvieron estables. El 75% de los consultados asegura que la baja en los valores de las propiedades a la venta ronda entre 10% y 20%. Quienes opinan que los descensos son aún superiores (del orden del 20-40%), representan el 20% del universo consultado. Solo el 5% sostiene que no hubo cambios en los precios para la venta de inmuebles.

En lo que respecta a la baja en los alquileres de oficinas y locales, casi la mitad de las empresas y agentes negociaron quitas del orden de entre el 10% y el 30%. La otra mitad sostiene que los valores se mantuvieron.

Para el presidente de Camesi, Alejandro Ginevra, «estos porcentajes nos hablan de la complejidad por las que atraviesa el mercado que es sensible a las incertidumbres económicas. La baja en los valores de los inmuebles, responden a una necesidad real de cerrar operaciones por parte de vendedores».

Los créditos hipotecarios, la unificación del mercado cambiario y algún tipo de incentivo fiscal para inversores son las variantes rescatadas por los consultados que significarían un alivio y una reactivación del sector. El tema de los préstamos para la compra o construcción de inmuebles a tasa baja es apuntado por el 58% de los consultados. “En este sentido, el nuevo ProCreAr representa una gran oportunidad para el sector. Sin la construcción, no existe la comercialización, que es la base de nuestra actividad. Desde Camesia valoramos que el Estado ponga en marcha en este contexto un plan que inyecte todo lo necesario para abordar el déficit habitacional, porque esto dinamiza todo el mercado, que es algo que estamos pidiendo. Así lo conversamos en nuestro último encuentro con la ministra María Eugenia Bielsa y nos pusimos a disposición porque entendemos que somos parte de esta dinámica y tenemos mucho que aportar”, indicó Ginevra.

Al mismo tiempo, una amplia mayoría de los operados considera que un blanqueo de capitales destinado para la compra y construcción de propiedades, ayudaría a la recuperación del sector. El 74% de los consultados está de acuerdo en que representa una oportunidad para el reimpulso de la actividad, en tanto que el 26% restante opina que su incidencia sería nula.

Salvo un rebote inicial luego de la cuarentena, dicen desde Reporte Inmobiliario, resultaría difícil ser altamente optimista y esperar que sólo por efecto del cese de las limitaciones provocadas por la pandemia la demanda se sentirá más incentivada que antes de la misma, más teniendo en cuenta que la economía estará aún más golpeada que antes de que la cuarentena comenzara.

“Otra gran duda o incógnita es siempre el dólar, en un mercado tan ligado a su cotización. Mucho se habla de la baja de los precios de las propiedades y de la caída de los costos, pero la realidad por ahora es que los precios no bajaron en relación a la fuerte devaluación (x7) y nadie sabe si la actual baja de costos se mantendrá en el tiempo, ya que está atada a la paridad cambiaria y a lo que pueda ocurrir con los incrementos de precios y costos en pesos en el futuro”, agregó el reporte.

“Las dudas e incógnitas hoy superan ampliamente a las que existían antes de la cuarentena en el mercado. Ni siquiera los cambios culturales en los usos y costumbres de nosotros como individuos, de las familias, de las empresas y de la sociedad que está provocando el aislamiento y la pandemia, pueden llegar a ser, por ahora, claramente dimensionados”, concluyeron.

Dejá un comentario