Came: las ventas cayeron 27,7% interanual en julio

3 de agosto, 2020

En el marco de la actual crisis económica, luego de más de 130 días en cuarentena, las cifras de facturación siguen mostrando números muy negativos. Si bien algunas actividades han estado mostrando recuperación al ritmo de la flexibilización de la cuarentena, aún se encuentran en niveles muy bajos respecto a los números anteriores al aislamiento social.

De acuerdo con la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), durante julio las ventas minoristas, medidas en cantidades, presentaron una caída de 27,7% respecto a los registros del mismo mes del año pasado. Esta variación incluye a las ventas totales, teniendo en cuenta tanto la modalidad de venta online como en la de locales físicos.

De acuerdo con el reporte, con muchas ciudades del interior trabajando con mayor normalidad, la mayor contracción se presentó en el AMBA (ciudad de Buenos Aires y conurbano). En esta región, la baja interanual del mes pasado fue de 36,3%, mientras que la caída interanual en el resto del país fue de 13,7%.

En tanto, sin incluir las actividades consideradas como “esenciales” (alimentos y bebidas; farmacias y ferreterías), la caída en las ventas a nivel nacional fue de 33,8% en comparación con los registros de julio del año pasado, según la entidad.

“Todos los rubros medidos finalizaron en baja afectados por la disminución en los ingresos, la menor circulación de gente en las calles y las menores posibilidades de empleo en un contexto donde muchos negocios están cerrando sus puertas al no poder sostener sus gastos fijos”, explicó ayer la Came en un comunicado, en el que detalló que durante los primeros siete meses del año el comercio minorista pyme acumuló una caída de 31,6% en relación al mismo período de 2019.

No obstante, según la entidad, el descenso fue menor que el que se registró durante el mes anterior, lo que corresponde a las flexibilizaciones en las medidas de control, tanto para los comercios como para la circulación. “También se vio un aumento de consumo con billetera virtual, para evitar el uso de dinero físico, con código QR y las ventas de comercio electrónico”, detalló la entidad.

Los registros de Came indican que el rubro más afectado en julio en el promedio nacional fue el de joyería, relojería y bijuterie, que medido en cantidades cayó 48,7% respecto al mismo mes del año pasado. En el AMBA, el desplome de esta actividad fue de 65,4% interanual, superada en esta región por calzado y marroquinería (-67%) y seguida muy de cerca por bazar y regalos (-65%).

En tanto, los rubros con menores caídas en cantidades de ventas en julio fueron, tal como podría esperarse, los de farmacia y alimentos y bebidas, que cayeron 9,4% y 14,6%, respectivamente, en relación a julio de 2019. En la zona del AMBA, a pesar de que estas dos actividades funcionan con normalidad, las contracciones interanuales fueron mayores tanto en farmacia (-14,8%) como en alimentos y bebidas (-19,3%).

Dejá un comentario