Biden se decidió por Harris para integrar la fórmula

12 de agosto, 2020

Finalmente Joe Biden se inclinó por la alternativa más segura y eligió a la senadora Kamala Harris como compañera de fórmula. Ambos tendrán la responsabilidad de evitar un segundo mandato de Donald Trump. Harris sostiene posiciones moderadas y por eso se la considera adecuada para compartir una campaña que apuntará a ganar votos en el centro del espectro ideológico y entre los independientes. Su madre nació en India y su padre en Jamaica, por lo que personifica la diversidad cultural del país y a una sociedad crecientemente multirracial. Es la primera mujer negra en integrar la fórmula presidencial de uno de los dos grandes partidos del país y eso también demuestra la importancia que Biden le otorga a la comunidad afroamericana para ganar las elecciones. Es lógico que así sea, porque cuando su candidatura de Biden parecía condenada al fracaso luego de las primarias iniciales, el enorme apoyo del voto negro en Carolina del Sur le aseguró un resonante triunfo y su campaña revivió. También ayudó a la decisión el recuerdo de que la baja participación del electorado negro en 2016 perjudicó mucho a Hillary Clinton.

Harris llegó al Senado en 2017 representando a California luego de haber siso durante años fiscal de Estado y aspiraba a ser candidata presidencial este año. Pero los resultados no la acompañaron y rápidamente tuvo que dejar de lado sus ambiciones y partir de ese momento decidió apoyar a Biden, a pesar de que previamente lo había castigado en un debate de aspirantes de mócratas a la nominación.

Muchas veces se recurrió a las fórmulas compensadas para que distintos segmentos del electorado se viesen representados, el caso más notable de esa estrategia fue el binomio Kennedy- Johnson. Pero en 1992 Bill Clinton eligió a Al Gore como vice, se trataba de dos figuras con perfiles parecidos por lo cual se procuraba transmitir de una oferta política homogénea. En el caso de la fórmula Biden- Harris, se vuelve a la tradición de una fórmula compensada por género, edad y por provenir de as dos costas del país.

Los 77 años de Biden hacen que la figura de la candidata a vice sea observada como la de alguien que puede tener un gran protagonismo en el futuro gobierno y que eventualmente puede ser presidenciable en 2024. En esos dos puntos, Harris está claramente a la altura.

Es cierto que los aspirantes a vice no suelen aportar votos, pero su elección dice mucho sobre la forma y los criterios con los que el candidato presidencial toma decisiones. Y en ese plano, Biden no sorprendió, hizo la apuesta más segura de todas las que tenía a disposición. Cualquiera otra elección hubiera significado asumir riesgos innecesarios.

La fórmula se conoció en un momento en el que, según el promedio de encuestas del sitio Real Clear Politics, Biden lleva una venta de más de siete puntos. Harris, además, recibió la mayor bienvenida a la que puede aspirar una candidata demócrata: la crítica de Trump.

Hoy, la flamante fórmula, hará su presentación en Delaware.

Dejá un comentario