Sin margen para ASPO, anunciarán nueva fase en AMBA

17 de julio, 2020

El Gobierno nacional se apresta a definir las características de la nueva fase del aislamiento que regirá desde mañana, sobre las recomendaciones de los especialistas y los acuerdos alcanzados entre las autoridades bonaerenses y porteñas sobre el AMBA, principal foco de contagios.

El presidente Alberto Fernández se reunió ayer con el grupo de epidemiólogos que lo asesoran. “Los argentinos se cansan de estar en su casa y reclaman salir, muchos con mucha razón necesitan salir para llevar recursos a su hogar, pero el riesgo existe” sostuvo el Presidente.

Si bien el número de contagios que se conoció el miércoles por la noche fue un duro golpe a la estrategia sanitaria, en los tres niveles de gobierno parecerían estar de acuerdo que no hay más margen para las cuarentenas duras.

Las particularidades de la nueva etapa serán comunicadas hoy en horas del mediodía, aunque en el encuentro del miércoles con Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta, habrían acordado la reapertura en el AMBA de algunas actividades, siempre bajo estrictos protocolos.

Ayer Kicillof hizo lo propio con el Comité de Expertos de la provincia, para monitorear la evolución sanitaria.

“En la provincia de Buenos Aires estamos preocupados por la situación y seguimos en cuarentena” señaló Kicillof y además expresó “optimismo” por esfuerzo que está realizando la población.

El mandatario ya les había adelantado a los jefes comunales del AMBA que se volvería a la fase 3, algo que fue celebrado por los intendentes. Tras el encuentro de Olivos del miércoles se especuló que se podría avanzar sobre una “flexibilización escalonada”, según detallaron fuentes oficiales ante El Economista.

La coordinación entre CABA y la provincia también será importante, sobre todo en materia de transporte público, si bien todo indica que continuará solo habilitado para trabajadores esenciales.

Kicillof había dicho que las medidas en el Gran Buenos Aires a partir del sábado “no van a ser idénticas” a las de la Ciudad, pero ratificó que “la decisión es coordinarlas” porque “no es sostenible que de un lado de la General Paz se abra todo y del otro lado nada”.

Ayer el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, aseveró que “no habrá una apertura alocada ni absolutamente flexible” y consideró como algo “auspicioso” el hecho de que la cantidad de días de duplicación de casos en el AMBA haya pasado de 14 antes del 1° de julio a 19 en la actualidad.

Desde la provincia explican que como la flexibilización será escalonada, la reapertura de las 1.600 industrias radicada en el AMBA “será lo primero”.

En tanto en la Ciudad pondrán especial acento en los servicios, rubro de la economía preponderante junto al comercio en territorio porteño.

Ayer de hecho, la Legislatura porteña aprobó un paquete de alivio fiscal para 110 mil comercios pertenecientes a rubros no esenciales. La medida deja sin efecto, entre otras cuestiones, el pago de ABL y otras tasas correspondientes a los meses de junio y julio a los comercios que no pudieron funcionar con normalidad.

Dejá un comentario