Rodríguez Larreta detalló su plan para reactivar las actividades en CABA

17 de julio, 2020

Esta tarde el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, detalló el plan gradual de reactivación que llevará a cabo la Ciudad de Buenos Aires a partir de este lunes, en una nueva fase del aislamiento obligatorio. 

El plan se divide en seis etapas  en las cuales se avanzará de manera progresiva, “sabiendo que en un proceso podemos adelantar, tener una pausa o tener un retroceso”. Las mismas dependerán de los avances en cuanto a cantidad de contagios por día, la tasa de contagiosidad, el Plan Detectar y la ocupación de las camas de terapia intensiva. 

En ese sentido, Rodríguez Larreta anunció el cronograma de aperturas en la primera etapa del plan, que comienza el lunes 20 de julio y finaliza el lunes 3 de agosto: 

 

Lunes 20

El Gobierno porteño permitirá que los comercios barriales y de proximidad abran sus puertas, excluyendo los locales de indumentaria y calzado debido a  la “necesidad de la gradualidad”. Los comercios deberán cumplir con los protocolos de higiene y el distanciamiento de 15 metros. Los ciudadanos cuyos DNI finalicen en número par podrán salir los días pares, mientras que los DNI que terminan en número impar deberán hacerlo los días impares. 

Además, volverán actividades que ya estaban habilitadas antes de la cuarentena estricta, como el streaming y música, los escribanos y la actividad administrativa en las instituciones educativas. En este último caso, Rodríguez Larreta resaltó su importancia ya que “permite la educación online y es el primer paso hacia la vuelta de clases presenciales”. 

Asimismo, a partir del lunes se podrá salir a hacer actividad física al aire libre, en base a la finalización del número de DNI. El jefe de Gobierno porteño amplió el horario de salida, por lo que se podrá realizar ejercicio entre las 18:00 horas y las 10:00 de la mañana. Todas las actividades se deberán realizar con tapaboca, excepto el running ya que está contraindicado. 

En cuanto al servicio público, para seguir evitando aglomeraciones, podrá ser utilizado únicamente por los trabajadores que cumplan tareas esenciales. 

 

Martes 21: 

La salida con los chicos podrán ser, además del fin de semana, los días martes y jueves entre las 10 de la mañana y las 6 de la tarde. En este aspecto, para promover el distanciamiento, el Gobierno de la ciudad abrirá las plazas y parques para “caminar de forma distanciada”, aunque está prohibida su permanencia en el lugar. 

 

Miércoles 22: 

Rodríguez Larreta anunció que a partir del miércoles que viene se realizarán celebraciones religiosas online y, además, se permitirá el rezo individual en los templos con un máximo de diez personas simultáneamente. 

Asimismo, podrán abrir sus puertas los comercios de indumentaria y calzado y los lavaderos de autos, mientras que los paseadores de perros tienen permitido salir a trabajar y la industria del juguete, ante la cercanía del Día del Niño, reactivar su producción. 

 

Sábado 25: 

El Gobierno porteño permitirá que se retomen las mudanzas, continuando con los protocolos ya establecidos antes de la cuarentena estricta. 

 

Lunes 27: 

Los padres podrán salir a pasear con sus hijos todos los días de la semana, siguiendo las medidas de seguridad e higiene. 

En cuanto a lo económico, las galerías de artes se habilitarán por turnos y los abogados podrán ir a sus oficinas una vez por semana. 

 

Miércoles 29: 

Los psicólogos, psicopedagogos, terapistas ocupacionales, kinesiólogos y fonoaudiólogos podrán retomar su actividad. 

Lo mismo ocurre con las peluquerías, los salones de depilación, manicuría y pedicuría. Al respecto, Rodríguez Larreta manifestó que la cuarentena fue “muy difícil” para este sector ya que no habían podido abrir hasta ahora. Además, por tratarse de servicios personales que implican una distancia más corta, los protocolos serán “especialmente importantes”. 

 

Lunes 3 de agosto: 

Abrirán sus puertas los comercios de cercanía en avenidas de alta circulación, incluyendo los locales de indumentaria y calzado. Los consumidores deberán respetar la terminación de su número de DNI para ir a comprar. 

En este caso, quedan excluídos los centros de trasbordo que implican mucha circulación y aglomeración de gente, como Liniers, Retiro, Constitución, Once y Avellaneda.

 

Dejá un comentario