Por mayor consumo domiciliario, en junio creció 0,9% la demanda eléctrica

20 de julio, 2020

Luz electricidad energía

En junio la demanda de energía eléctrica en el país creció 0,9% interanual, “en plena cuarentena” y con “temperaturas inferiores a las del año pasado”, mientras el repunte mensual frente a mayo fue de 12,1%, informó hoy la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec).

El consumo de Capital Federal y el Conurbano bonaerense mostró un importante aumento, tanto en Edesur (5,5% interanual) como en Edenor (6,7%). Ambas compañías demandaron el 36% del consumo total del país y sumaron un ascenso conjunto de 6,1%.

En cambio, en el resto del país se mostró un descenso general de 0,8%, según datos provisorios de Cammesa (la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico).

De este modo se revirtió la tendencia descendente que se observaba en la demanda de electricidad, luego de los derrumbes de abril (-11,5%) y mayo (-7,6%). Si bien junio registró una ligera recuperación, el cotejo interanual se realiza con un mes de fuerte descenso en la demanda, advirtió la Fundación.

En junio de 2019 se había registrado la que fue, hasta ese momento, la segunda caída de la demanda más abrupta de la historia, de 10,6%.

Según precisó Fundelec, la primera mitad del año el consumo eléctrico global acumuló un descenso de 0,7% debido, principalmente, al retroceso del consumo a partir del decreto de aislamiento social, preventivo y obligatorio. En cambio, en el año móvil (entre julio de 2019 y junio de 2020), la demanda presentó un aumento de 0,4%.

La mejora coyuntural de junio “se debe fundamentalmente a una cuestión estacional y, por ende, al aumento de la demanda residencial”, mientras aún impacta la gran inactividad comercial e industrial, remarcó el informe.

Observando la performance de GUMAs de grandes usuarios mayoristas, desde fines de abril y durante mayo y junio “se fue recuperando levemente el consumo, a medida que se flexibilizaron algunas actividades en distintas regiones del país, alcanzando alrededor del 81% de su demanda previa a la cuarentena”.

Las principales recuperaciones se observan en las actividades relacionadas a productos metálicos no automotor, empresas de la construcción, madera y papel, y la industria textil. A su vez, el descenso más pronunciado se dio en comercio y servicios, principalmente supermercados y otros centros comerciales, con una caída de 13,5%.

Según datos de Cammesa, en la comparación interanual la demanda residencial ascendió durante junio 17,8%, mientras que la comercial cayó 11,7% y la industrial bajó 14,2%.

De este modo, el 53% del consumo total del mes pasado (5.668,8 GWh) obedeció a la demanda residencial, mientras que el sector comercial representó 24% (2.598,2 GWh) y el industrial 23% (2.481,4 GWh).

La demanda domiciliaria se limitaba al 45% del total en marzo pasado, en tanto que los comercios requerían el 29% de la electricidad generada y la industria consumía el 26%, según el reporte de Fundelec de ese mes.

 

Consumo regional

En cuanto al consumo regional, hubo ascensos en 16 provincias o distribuidoras cuando en mayo sólo dos habían registrado alzas, mientras 10 distritos o empresas marcaron descensos.

Las mayores subas interanuales de la demanda eléctrica las experimentaron Misiones (30%), Edelap (11%), Formosa (9%), EDEN (5%), Entre Ríos (4%), Jujuy (4%), La Rioja (4%) y San Luis (3%).

También subió el consumo en Catamarca, Chaco, EDES y EDEA (2% en todos los casos), San Juan y Salta (1%), mientras Córdoba mantuvo el mismo nivel del año anterior.

Las bajas en la demanda de junio afectaron a Chubut (-23%), Río Negro (-18%), Neuquén (-6%), La Pampa y Mendoza (-4%), Corrientes, Santa Cruz, Santa Fe y Tucumán (-2% en todos los casos) y Santiago del Estero (-1%).

Dejá un comentario