Moderado repunte en las cargas aéreas

1 de julio, 2020

Low cost: el Gobierno eliminó el piso para los pasajes aéreos

Las aerolíneas latinoamericanas registraron una caída de 22,1% en la demanda internacional interanual del transporte de carga durante mayo, según los datos publicados ayer por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata), con una mejora significativa respecto de la disminución de 40,7% registrada en abril.

“Las cifras sirven para graficar la parálisis del sector por la crisis del Covid-19, debido a las estrictas medidas de bloqueo de fronteras impuestas por los países de la región”, explicaron desde Iata.

Por otra parte, “a nivel global la demanda, medida en toneladas de carga por kilómetro, cayó 20,3% en mayo (21,5% para operaciones internacionales) en comparación con el año anterior, lo que reflejó una mejora frente a la caída interanual de 25,6% registrada en abril”, precisaron desde el organismo aéreo.

“No obstante la ligera mejora en el mercado de carga aérea, la capacidad ofrecida sigue siendo incapaz de satisfacer la demanda debido a la pérdida de las operaciones en los aviones de pasajeros que se encuentran parados en tierra, sin poder volar”, señalaron.

Además, explicaron que “la capacidad global, medida en carga disponible por tonelada-kilómetro, se redujo 34,7% en mayo (32,2% para operaciones internacionales) en comparación con el año anterior, un ligero repunte desde la caída interanual de 41,6% en abril”.

En tanto indicaron que “la capacidad de carga en bodega de aviones de pasajeros se redujo en 66,4% en mayo, frente a doce meses anteriores, por la retirada de los servicios de pasajeros (en abril la disminución interanual fue de 75,1%)”

Brecha áerea

“Eso fue parcialmente compensado por un aumento de 25,2% en la capacidad a través del uso ampliado de aviones de carga”, señalaron desde el organismo.

“La brecha entre la demanda y la capacidad muestra el desafío de encontrar el espacio en el avión que todavía vuela para llevar mercancías al mercado”, destacó Alexandre de Juniac, director general y CEO de Iata.

Las perspectivas para la carga aérea, agregó De Juniac, “siguen siendo más fuertes que para el negocio de pasajeros, pero el futuro es muy incierto”.

“La actividad económica se está recuperando de los mínimos de abril a medida que se desbloquean algunas economías, pero predecir la duración y la profundidad de la recesión sigue siendo difícil”, advirtió el director de Iata.

La fuerte parálisis del mercado aéreo a nivel mundial y en América latina ha impactado más fuerte aún en Argentina. Esto se debe a la decisión del Gobierno de frenar los vuelos comerciales todavía más por la pandemia en principio hasta septiembre. Esto motivó que Latam la principal aerolínea de la región decidiera suspender sus operaciones desde el país, con el despido de 1.700 trabajadores.

En tanto el gran temor en el mercado aéreo y del turismo es la reaparición del virus en los países que se están recuperando de la pandemia.

Dejá un comentario