Más Estado y menos modernización en la justicia

30 de julio, 2020

casa rosada estabilización

Por Javier Adrián Cubillas

El Presidente anuncia con más elocuencia qué argumentos una reforma de la justicia cuando la agenda de temas públicos piden soluciones de economía doméstica y de seguridad local por el aumento de los índices negativos en lo relativo a cobertura social e individual.

La pandemia, al menos para un sector de Argentina, se debate entre los aislacionistas y los proresponsabilidad individual pero el principal actor del sistema político, hiperpresidencialista, comunica que la novedad y el principal tema es la necesidad de agrandar el Estado aumentando la dimensión del Poder Judicial sin un diagnóstico sobre eficacia y eficiencia que lo acompañe y sostenga desde el punto de vista del mérito, oportunidad y conveniencia.

Por esto, lo que necesita el Poder Judicial es innovación en materia tecnológica, mayor meritocracia en su administración y, por ende, una modernización de su estructura capaz de actuar a la altura del delito organizado en la actualidad. Más en este caso resulta menos, cuando además gran parte de la inteligencia que se va a dedicar a diseñar propuestas para el Poder Ejecutivo y posteriormente el Legislativo no posee legitimidad plural en voces y escuelas doctrinales y políticas que conformen una verdadera comisión representativa de sectores académicos, políticos y de luminarias del derecho.

Es una muestra más que las mejores intenciones suelen tener buenos títulos pero la bajada en donde el contenido se expresa deja avizorar un mayor esfuerzo presupuestario de un Estado en default pero que no tendrá correlación en eficiencia ni en legitimidad para que la reforma comunicada sea lo que realmente la sociedad demanda: modernización y efectividad ajustada al sistema de derecho vigente. (*) Analista de Asuntos Públicos

Dejá un comentario