El 63% de los empresarios proyecta que la actividad económica seguirá cayendo

23 de julio, 2020

En un contexto de crisis global, la mayoría de los ejecutivos de las principales empresas de la Argentina proyectan que el nivel de actividad económica seguirá cayendo en los próximos meses (63%), aunque una tercera parte confía en una tendencia hacia la mejora antes del cierre del año (27%). 

Así surge del último informe “Expectativas de Ejecutivos”, realizado por el Instituto Para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA). “Los resultados fueron fuertemente influenciados por el freno económico nacional e internacional impuestos por la pandemia”, remarcó la entidad. 

 

 

En base a las respuestas obtenidas, el balance general es negativo. Uno de cada tres empresarios considera que las exportaciones de su empresas bajarán, mientras que el 56% espera que las inversiones de su empresa caigan en los próximos doce meses. 

Las ventas no son la excepción: el 22% cree que disminuirán significativamente en el próximo año y el 32% que caerán levemente. Solo el 2% respondió que las mismas crecerán exponencialmente. 

Respecto a la rentabilidad de la empresa, el 38% prevé que se retrotraerá a grandes niveles y el 30% que disminuirá pero en menor medida. En contraposición, el 2% dijo que la rentabilidad de su compañía aumentará significativamente y el 17% que crecerá moderadamente. 

 

 

Además, el informe señaló que los precios en la actualidad se ajustan por debajo de los incrementos salariales y de la inflación.

Otro factor presente en la actual crisis, que continuará extendiéndose en el futuro, es la extensión de los plazos en la cadena de pagos. Aunque si bien el 84% siente que ha extendido el plazo de cobranza de su empresa, en octubre de 2019 la cifra se ubicaba en 77% y en octubre de 2017 en el 80%.

En cuanto al empleo, tanto las grandes empresas como las medianas prevén una disminución en sus plantillas en lo que resta del año. Sin embargo, para que ello no ocurra, los empresarios remarcaron que deberán realizar  cambios en la contratación (67%), el Estado debería lanzar incentivos fiscales (55%) y las compañías tendrán que tener un mayor diálogo con los sectores gremiales (37%). 

 

 

Por último, el relevamiento también reflejó que el teletrabajo, factor predominante en ocho de cada 10 empresas entrevistadas, permitió a la mayoría de las compañías el mantenimiento (43%) e incluso un aumento de su productividad (20%).

En ese sentido, de cara a la “nueva normalidad” post cuarentena, el 60% de los ejecutivos encuestados dijo que en el mediano y corto plazo seguirán apelando al teletrabajo y que está modalidad incluso se podría incrementar en el futuro.

Dejá un comentario