La recaudación desaceleró su caída en junio (-16% real), aunque no mejoraría en julio

3 de julio, 2020

Tal como era previsto, en el marco de la flexibilización de las medidas de aislamiento social que se fueron aplicando durante el mes pasado, la recaudación en junio mostró una desaceleración de su caída respecto al desempeño registrado en los dos meses anteriores, cuando la cuarentena regía bajo medidas más estrictas y el cierre de la economía era mayor que en junio.

Según informó ayer la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), durante el mes pasado los recursos tributarios totalizaron $ 545.963 millones, lo que implicó un incremento nominal de 20,1% respecto al mismo mes del año pasado, que en términos reales representa una caída de aproximada de 16% interanual.

De esta manera, durante el primer semestre del año los recursos tributarios acumularon un monto de $ 2,8 billones, lo que significó un incremento de 26,7% respecto al mismo período del año pasado, que implica una variación interanual de cerca de catorce puntos porcentuales por debajo de la inflación. El segundo trimestre, con una caída real aproximada de 20% interanual, fue la mayor contracción de los últimos 23 años.

“La transición del aislamiento social a distanciamiento social que rehabilitó en gran parte del país la producción y el comercio atenuó en junio el efecto de la caída en el nivel de actividad sobre la recaudación tributaria”, explicó ayer la entidad que conduce Mercedes Marcó del Pont a través de un comunicado.

“Como se observa desde el inicio de la pandemia, creció el acogimiento a los distintos planes de facilidades de pago por deuda corriente. Las modificaciones normativas y la ampliación de las herramientas disponibles para la regularización de obligaciones vencidas también explicaron dicho incremento”, agregó.

De acuerdo con los datos, el IVA marcó en junio una variación nominal de 11% frente al mismo mes del año pasado y los ingresos provenientes del impuesto a las Ganancias registraron un alza nominal de 9,8% en términos interanuales. “Entre los factores que atenuaron la recaudación por este impuesto se debe contemplar la prórroga para que las personas humanas presenten sus declaraciones juradas y paguen los saldos correspondientes al período fiscal 2019”, indicó la Afip.

Por su parte, el aumento nominal de los recursos vinculados con el Sistema de Seguridad Social fue de 22,4% interanual. Al respecto, la entidad explicó que el comportamiento de estos tributos refleja, entre otros elementos, los efectos de la postergación por dos meses el pago del componente SIPA de las contribuciones patronales en el marco del programa ATP, así como la implementación de un plan de facilidades de pago para regularizar dichos vencimientos.

En tanto, los Derechos de Exportación alcanzaron en junio los $ 36.153,8 millones, un alza nominal de 28,1% interanual. En su sexto mes de vigencia, el Impuesto PAIS generó ingresos por $14.115,9 millones y acumuló $47.704,7 millones en este período. El impuesto a los Bienes Personales totalizó los $25.002 millones, una suba de 291,6% respecto al mismo mes del año pasado.

Hacia adelante

Con la extensión y endurecimiento de la cuarentena en junio en el área del AMBA, se espera que la recaudación tributaria no muestre una mejora durante julio. “Esperamos que la recaudación siga mostrando un desempeño preocupante debido al desplome que sufre la actividad, que entendemos tendrá arrastre todavía en los próximos meses también”, señalaron desde LCG.

“Aun cuando pueda esperarse un rebote técnico de la actividad, esperamos una caída del PIB no menor a 15% interanual en 2020. En un contexto de inflación desacelerando (por la recesión y por efecto las anclas de tipo de cambio y tarifas a las que vuelve apelar el Gobierno), proyectamos un crecimiento de los recursos tributarios de apenas 18% interanual”, estimaron.

***

Más plazo para la moratoria

La Afip anunció ayer la extensión hasta el 31 de julio del plazo de adhesión a la moratoria para pymes, monotributistas, autónomos y entidades sin fines de lucro. Esta moratoria permite que los contribuyentes regularicen deudas impositivas, de la seguridad social y aduaneras vencidas hasta el 30 de noviembre de 2019. La moratoria permite regularizar esas deudas en plazos de hasta diez años. La iniciativa vigente contempla la condonación parcial de intereses y total de multas.

Dejá un comentario