La desinflación puede seguir

21 de julio, 2020

pesos inflación mmt

Hay varias preguntas dando vuelta en la economía y una de ellas es el rumbo de la inflación. Hoy está mansa, pero algunos privados estiman que empezará a acelerar y señalan que el dato de junio (2,2%) es un indicio en esa dirección. En Analytica, la consultora de Ricardo Delgado y Rodrigo Alvarez, son más optimistas o, cuanto menos, creen que es posible un escenario de desinflación.

“En Analytica pensamos que existe una oportunidad para iniciar un camino de estabilización que lleve a la economía argentina nuevamente a la zona de inflación moderada (20-30% anual), en un horizonte de 12 a 18 meses”, dijeron en su informe semanal.

“El fondo de la cuestión se basa en un dato central: por la pandemia, perdieron mucha fuerza las negociaciones paritarias, incluso en sectores tradicionalmente beneficiados como bancarios, que cerró en estos días un acuerdo de ‘apenas’ 26% en cuatro cuotas. Este hecho no se da desde 2004. Tampoco hay movilidad de las jubilaciones y pensiones y se rompió el mecanismo indexatorio de las tarifas de los servicios públicos. En términos técnicos: se modera la inercia y la puja distributiva, se puede desvincular la inflación con el pasado inmediato y los salarios en dólares y reales, claves para la competitividad, pueden ser ajustados sin una devaluación de ‘shock’”, dice Analytica como argumento.

“A la moderación de la inercia inflacionaria y de la puja distributiva, que implican que la inflación futura puede desengancharse de la pasada, se suma que los precios relativos están en un nivel sostenible, al menos por un par de años, hasta que la economía mundial se ponga de pie. Salarios, tasas de interés y tipo de cambio real se ubican en niveles de 2012, cuando la inflación oscilaba entre 20 y 25% y la brecha cambiaria promediaba 40%. Esto implica que no es necesaria una corrección violenta de estos precios, que obviamente se trasladaría inmediatamente a los niveles futuros de inflación, como ocurrió con el drástico ajuste de tarifas iniciado en 2016”, agregan desde Analytica.

Si bien hay riesgos en ese camino desinflacionario (como un M2 en niveles altos y un déficit primario en 6% del PIB), “es claro que con un Presupuesto Nacional para 2021 y un Programa Monetario consistentes todo puede ordenarse”.

Dejá un comentario