Kicillof anunció medidas paliativas para empresas

7 de julio, 2020

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció ayer medidas sobre tres ejes para paliar la crisis del sector privado: por un lado las impositivas, las de financiamiento y las de asistencia para ayudar a pymes y comercios afectados en su actividad por la pandemia y que buscan tener un sentid complementario a las que implementa el Gobierno Nacional.

El conjunto de iniciativas está compuesto por un programa de asistencia tributaria de emergencia instrumentado por la ARBA, con seis propuestas específicas para distintos contribuyentes, y un plan de preservación de las fuentes de empleo que desarrollará el Ministerio de Trabajo provincial, a cargo de Mara Ruiz Malec.

También se anunció entre las medidas la creación de un fondo municipal para la reactivación de la cultura y el turismo, y un programa de asistencia financiera del Banco Provincia con tres líneas crediticias. Las áreas culturales y de turismo, son algunas de las que se han visto más castigadas producto de la pandemia.

“Estas medidas son para el apoyo, asistencia y acompañamiento de la actividad productiva de la provincia y complementan el inmenso esfuerzo que está haciendo el Gobierno nacional”, expuso Kicillof durante un acto por teleconferencia que encabezó desde la Casa de Gobierno, en La Plata.

El mandatario formuló los anuncios acompañado por el ministro de Producción, Ciencia y Tecnología bonaerense, Augusto Costa; de Trabajo, María Ruiz Malec; los titulares de Arba, Cristian Girard, y del Banco Provincia, Juan Cuattromo; el ministro de Turismo, Matias Lammens, y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español.

Por su parte Girard, sostuvo que las medidas anunciadas tendrán un impacto fiscal de $1.500 millones. “Se trata de una serie de cambios que van a hacer más eficiente nuestro sistema de recaudación. La pandemia acelera tiempos, pero venimos trabajando en esa dirección desde el primer día que asumimos, en pos de lograr un sistema tributario más justo”, dijo el titular de la agencia recaudadora.

En tanto Kicillof sostuvo que el plan de asistencia “apunta a un universo inmenso de empresas” y subrayó que esas políticas son “el resultado del análisis y el trabajo conjunto con todas las asociaciones empresarias con actividad en la provincia de Buenos Aires”.

Como se ha repetido en varias ocasiones, mientras la economía de la CABA está orientada a los servicios y el comercio, la bonaerense mantiene un perfil productivo e industrial.

Más allá de las medidas anunciadas ayer por la gobernación, desde el entorno de Kicillof son más reacios a una apertura y flexibilización de las actividades luego del 17 de julio, cuando venza el tramo más restrictivo de la actual cuarentena.

La ocupación de camas de Terapia Intensiva en el conurbano ya roza el 70%, y es por eso que en la provincia todavía tienen la mirada más dura sobre el aislamiento. Además, mientras en la Ciudad el número de contagios parecería haberse estabilizado, en la provincia continúa incrementándose.

Por eso Kicillof apuntó ayer contra la Ciudad al señalar que “hay más contagios que en la Provincia cada 100.000 habitantes”.

Dejá un comentario