Kicillof acumuló fotos con oposición friendly

15 de julio, 2020

kicillof

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, aseguró de cara a la nueva etapa de la cuarentena que la provincia adoptará medias “coordinadas” con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, pero aclaró que no serán “idénticas”.

Kicillof brindó declaraciones tras recorrer junto al intendente de La Plata, Julio Garro, las instalaciones del Centro de Atención Intermedia destinado a pacientes que requieran estar en aislamiento. El mandatario bonaerense se mostró con tres figuras de la oposición en 48 horas. Primero con Larreta, luego con el intendente de Vicente López, Jorge Macri, y ayer con Garro.

En el entorno del gobernador señalaron ante El Economista, que Kicillof buscó mostrar sintonía con el sector de la oposición que tiene responsabilidades de gestión y tomar distancia del ala dura.

En la capital bonaerense analizó que el objetivo de su administración “es que la gente no se enferme” de coronavirus, y dijo que el endurecimiento de la cuarentena “funcionó muy bien” por lo que “seguramente haya caída de los casos” y se pueda pasar a partir del sábado a una etapa “con mayor relajamiento, pero con mucho cuidado”.

También afirmó que luego de la reunión con el jefe de Gobierno las medidas luego del 17 “no van a ser idénticas” a las que se adopten en la Ciudad, aunque ratificó que “la decisión es coordinarlas porque no es sostenible que de un lado de la General Paz se abra todo y del otro lado nada”.

Es en ese marco que ayer, los dos jefes de Gabinete de ambas administraciones, Carlos Bianco (bonaerense) y Felipe Miguel (porteña) mantuvieron la primera reunión para continuar con el trabajo territorial coordinado.

“La única manera de darle batalla al coronavirus hasta que no haya una vacuna es con el distanciamiento. Y como el distanciamiento se está cumpliendo, la movilidad bajó y el transporte lleva menos gente, seguramente tengamos una caída y una desaceleración de casos”, sostuvo el gobernador que hasta acá, había sido el funcionario que más preocupado se había mostrado por la curva de contagios.

El gobernador manifestó que “esta enfermedad tiene la complejidad de que las medidas que uno toma hoy tienen efecto dos semanas más tarde” y añadió que “el aislamiento grande en el que estamos debería naturalmente bajar los contagios no en valor absoluto sino impidiendo que proliferen los casos a la velocidad en la que venían subiendo”.

Además Kicillof ayer mantuvo una reunión virtual (como todos los martes) con los intendentes del AMBA, para monitorear el desarrollo de la cuarentena en el territorio más caliente de la provincia. También se habló de las medidas que se está analizando para la nueva etapa de la cuarentena.

Durante el encuentro con jefes comunales, también tomó la palabra el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán: “Todas las vidas que se están salvando es por la cuarentena que hicimos, porque le dimos tiempo a la ciencia de avanzar” y detalló: “Hay una esperanza que se traduce en los avances que estamos viendo con los tratamientos con plasma y en los ensayos de vacunas en los que la Provincia va a participar”.

Dejá un comentario