Industriales mandan mensaje al Mercosur: el gran “cuco” es Corea

23 de julio, 2020

Los empresarios están activos. ¡Como para no estarlos! La pandemia ha puesto a la economía de rodillas y a sus empresas, contra la pared. Si los empresarios, además, representan a otros colegas, su activismo es más que entendible en estas épocas. El objetivo es evitar la destrucción de empresas y empleos y contribuir con ideas para que la pospandemia sea lo más dinámica posibles.

Por eso, además de dialogar con las autoridades, hablan con sus proveedores, los trabajadores y, también, con sus pares de otros países. Ayer, por ejemplo, la Unión Industrial Argentina (UIA) participó de una videoconferencia junto a la Confederación Nacional de Industria de Brasil (CNI).

“El encuentro virtual tuvo como ejes los desafíos de la relación estratégica entre Argentina y Brasil, las oportunidades para seguir desarrollando el Consejo Empresario Brasil-Argentina (CEMBRAR), el futuro del comercio internacional, la necesidad potenciar el Mercosur y las iniciativas de la región para exportar con mayor valor agregado”, dijeron desde la entidad fabril criolla.

Durante la reunión virtual, el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, y el presidente de la CNI, Robson Braga de Andrade, coincidieron en la importancia de que ambos países promuevan una integración regional que fortalezca el desarrollo de las industrias del Mercosur y, obviamente, también se analizó la evolución de las negociaciones internacionales en curso.

Mensaje entre líneas: tener cuidado con suscribir acuerdos comerciales perniciosos para el tejido industrial de ambos países, que no es desdeñable. Hay un TLC en particular que genera preocupaciones en los líderes fabriles del G2 del Mercosur: el de Corea. En otras palabras, los industriales no quieren que Corea venda en el bloque. Una posición empresarial que coincide con la de la Cancillería de Argentina, aunque no queda claro si también en Itamaraty, sede de la Cancillería brasileña.

En el diálogo se destacó la necesidad de fortalecer el Mercosur para fomentar el desarrollo de las inversiones productivas y la generación de puestos de trabajo con el mayor valor agregado posible en la región. Uno de los objetivos principales de este doble fortalecimiento es la consolidación del Mercosur como una plataforma que permita potenciar y proyectar los productos de la región hacia terceros mercados del mundo, algo que parece más una frase hecha que un proyecto serio.

Los equipos técnicos de ambas instituciones continuarán trabajando sobre los temas planteados con miras al nuevo encuentro que se llevará a cabo en agosto.

Dejá un comentario