Iglesia con pedido de unidad

7 de julio, 2020

La Conferencia Episcopal Argentina abogó hoy por “humildad y unidad” ante la pandemia de coronavirus y pidió “no caer en mezquindades” como “odios que despersonalizan o distanciamientos ideológicos” ante las “desigualdades” evidenciadas por la emergencia, y criticó a la “prensa amarilla” y a los medios que “insisten porque la grieta es lo que vende”.

La Comisión Episcopal para la Pastoral Social se expresó en estos términos durante un encuentro virtual denominado “Nadie se salva solo. Es tiempo de actuar ahora para el futuro”, celebrado como parte de la Semana Social Virtual 2020 de la Iglesia Católica.

La iniciativa, que se desarrolló bajo la modalidad de paneles y se transmitió a través de plataformas digitales, estuvo encabezada por el obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, y el presidente de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social, monseñor Jorge Lugones.

Como parte de su mensaje de apertura, Lugones llamó a deponer “odios que nos despersonalizan, distanciamientos ideológicos y acusaciones constantes que no hacen más que generar enemistad, descalificación, mediocridad y culpabilización sin solución”.

En la misma línea, Ojea consideró que frente a la crisis motivada por la pandemia urge “estar unidos” porque “los internismos, recaer en heridas continuas y hacer uso de cada cosa que pasa en función de un discurso personal ha producido un cansancio tremendo, pese a que algunos medios de comunicación insistan porque la grieta es lo que vende”.

Dejá un comentario