Humes: “La oferta del Gobierno es racional, lo suficientemente buena”

23 de julio, 2020

Finanzas - Hans Humes, director del fondo buitre Greylock

Hoy el CEO de Greylock Capital, Hans Humes, integrante del comité de acreedores de la Argentina, sostuvo que la oferta de reestructuración de deuda presentada por el Gobierno es “suficientemente buena” y consideró que los grupos que presentaron el lunes último una contrapropuesta “piden demasiado”.

El tenedor de bonos, que tiene una vasta experiencia en materia de reestructuraciones, cuestionó la dureza del fondo Blackrock y de otros acreedores y deslizó que ello es producto de la falta de experiencia en este tipo de operaciones.

“Es la primera vez que nosotros estamos viendo a Blackrock tratando de negociar esto. Creo que estamos viendo la falta de experiencia de mucha gente en este proceso, gente nueva que nunca había hecho esto en el pasado”, opinó Humes en radio Rivadavia. 

Y agregó: “La experiencia de los abogados de los fondos viene de ambientes mucho más agresivos que los que tenemos en mercados emergentes y están mostrando una cierta agresividad que, desde mi punto de vista, no tiene sentido”. 

Humes destacó la necesidad de “mostrar flexibilidad de un lado y de otro” y resaltó que la propuesta del ministro de Economía, Martín Guzmán, se “ha movido muchísimo en los últimos meses”, por lo que “hemos llegado a un punto aceptable”.

“Realmente creo que es muy difícil que estos grandes bonistas queden afuera de lo que es una oferta racional. Aunque haya espacio para ajustar términos, la oferta del Gobierno es racional, es good enough. La propuesta no tiene que ser perfecta, sino lo suficientemente buena en términos económicos”, resaltó. 

Sin embargo, el CEO de Greylock consideró que hay margen de “flexibilidad del lado argentino en asuntos legales de la transacción y otras cosas que deben ser importantes del lado de los acreedores”, por lo que todavía “hay espacio para negociar algo”.

“Los acreedores deben reconocer, si estamos hablando del precio, del valor de la transacción, que la diferencia entre 53,5 y 56 (dólares de valor presente de los bonos) eso realmente no vale mucho”, manifestó el bonista.

En ese sentido, señaló que “una diferencia de uno, dos, tres puntos no va a afectar la decisión de grandes grupos” ya que “no tienen la capacidad de enjuiciar y quedar fuera de una oferta” razonable debido a que “es muy, muy, muy caro enjuiciar en contra de un país, y ganar es casi imposible”. 

“Creo que estamos tan cerca de un acuerdo que debemos cerrar las negociaciones, porque las condiciones económicas en la Argentina no están mejorando y necesita el espacio para poder crecer”, concluyó Humes.

 

Dejá un comentario