Gobierno con guiño hacia los inversores privados

22 de julio, 2020

El presidente Alberto Fernández disertó por videoconferencia en el Consejo de las Américas, donde aseguró que “lo que más necesita la Argentina es inversión, es producción, es trabajo y desarrollo”. El encuentro fue organizado por ese foro empresarial y la Embajada de Argentina en Estados Unidos.

“Confío en que los acreedores entiendan que estamos haciendo un enorme esfuerzo con la oferta que hicimos y que es lo último que podemos hacer”, afirmó, y les pidió a los bonistas “empezar a pensar en el futuro” porque “la Argentina no se va a terminar en un debate sobre el valor de los bonos”.

Con respecto a la negociación llevada a cabo por el Gobierno con los acreedores, en la que hubo desentendimientos en los últimos días con algunos fondos de inversión expresó que la propuesta que se les presentó “no es un capricho, es sensatez, es también no estafar a los acreedores prometiéndoles algo que no se va a poder cumplir”.

“No estamos para discutir con nadie. Estamos para tratar de resolver un problema en términos sensatos. Hemos hecho un enorme esfuerzo y seguimos discutiendo el tema de la deuda aun cuando la pandemia nos sigue pegando porque queremos resolverlo. Necesitamos comprensión de todos”, insistió, Fernández, quien en lo últimos días fue muy criticado por declarar que no le gustan los planes económicos.

En ese marco, Fernández consideró que el Gobierno está enfrentando el problema de la deuda “con mucha seriedad, estamos buscando un modelo de desarrollo que no postergue a más gente, porque es imposible pedirle a un país con 40% de pobreza que haga un esfuerzo más, éticamente el deber que tenemos con esos sectores es tenderles la mano y sacarlos del pozo de la pobreza”.

El Presidente, acompañado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, recordó que cuando llegó al Gobierno se encontró con una Argentina “con muchas dificultades, en una situación muy compleja”.

“Llegamos y la Argentina enfrentaba un 36% de pobreza, tenía un nivel de endeudamiento que casi comprometía el 100% de su PBI, en una deuda que había sido contraída en muy poco tiempo y que debía ser pagada en muy poco tiempo, una Argentina absolutamente estancada, con una inflación que en el año 2019 superó los 50 puntos”, enumeró.

***

CFK bancó la propuesta de Guzmán

La vicepresidenta Cristina Kirchner destacó ayer las declaraciones sobre deuda externa que hizo el ministro de Economía, Martín Guzmán, y consideró que el funcionario fue “clarito como el agua” en sus apreciaciones. “Martín Guzmán sobre la deuda externa. Clarito como el agua”, escribió la vicepresidenta en redes. “Nosotros no nos queremos pelear con nadie”, dijo entonces el ministro en su intervención, quien afirmó que “vinimos a resolver un problema que la economía argentina ya tenía”. “Argentina, en el año 2016 volvió a acceder al mercado de crédito internacional y empezó a endeudarse a tasas del 7% anual en dólares, cuando el mundo pagaba tasas cercanas a cero”, explicó. En ese sentido, sostuvo que “para poder pagar eso, el país tendría que haber crecido mucho”, y manifestó que “los acreedores sabían que estaban tomando un riesgo”. “No hay deudor irresponsable sin acreedores irresponsables”, advirtió Guzmán en sus declaraciones y dijo que “no pedimos que ellos pierdan, sino que ganen menos”.

Dejá un comentario