Gobierno busca consenso para la agenda legislativa

14 de julio, 2020

Finalmente y luego de algunas tensiones, el presidente Albero Fernández junto al titular de la Cámara Baja, Sergio Massa, y el jefe del bloque de Diputados, Máximo Kirchner, mantuvieron dos encuentros con los líderes parlamentarios de la oposición.

En primer turno, el jefe de Estado dialogó con los interbloques de Juntos por el Cambio, tanto del Senado como de Diputados, luego de que la principal colación opositora amagase con dar el portazo. En concentro solicitaron un trato diferencial por ser el único sector con representación en amabas cámaras y contar con 145 legisladores.

En los espacios minoritarios de la oposición se masticó bronca, y no ocultaron el sentirse destratados ante los planteos de JxC. “Asco” graficó ante El Economista uno de los principales referentes de los interbloques federales.

El oficialismo buscó dar señales para bajar la tensión y consensuar una agenda legislativa que trace el horizonte pospandemia. Massa ya le había transmitido a los mandatarios de provincia que le pediría apoyo en tres ejes: la moratoria, la deuda en moneda extranjera bajo legislación local, y la ampliación de Presupuesto que incluirá el paquete de asistencia que el Estado está otorgando en medio del deterior de las variables.

“Les propongo que dialoguemos en serio para levantar a la Argentina, no para sacarnos ventaja”, les dijo el Presidente a los representantes del interbloque opositor y les pidió “que el debate político no los convierta en gente que dice que la libertad está en peligro o que hay abusos del Poder Ejecutivo porque nada de eso es cierto y todos lo sabemos”, en tono de reto.

En tanto JxC llevó las quejas por el escenario en el Senado, en donde sostienen que los acuerdos se han quebrado y Cristina Kirchner impone la mayoría.

Por su parte, el jefe del bloque PRO en Diputados, Cristina Ritondo, pidió por la presencia del Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero en el Congreso y trabajar de manera conjunta. “Somos conscientes de la complejidad del momento por eso se hace mucho más necesario la presencia del jefe de gabinete en el Congreso y sus respuestas”. “Nosotros no andamos con la pala al hombro para agrandar la grieta, nadie puede dudar de nuestra predisposición a colaborar”, sostuvo el hombre cercano a María Eugenia Vidal.

Desde la coalición opositora, vienen promoviendo fuertemente la declaración de la emergencia en materia de Turismo, o en el rubro gastronómico.

Luego llegó el turno de los bloques minoritarios de amabas cámaras y de la reunión participó José Mayans, Alberto Weretilneck, Magdalena Solari, Juan Carlos Romero y los diputados Eduardo Bucca, Ricardo Wellbach, Romina del Plá, Nicolás del Caño, José Luis Ramón y Alma Sapag.

El Gobierno buscó bajar la tensión con la foto con líderes opositores, para avanzar en el relanzamiento de la agenda legislativa luego de que la semana pasada se vieran imágenes de intolerancia y cruces en la dirigencia política que reeditaron el peor clima de “grieta”.

Es en ese marco que Fernández buscó un gesto de acercamiento a la oposición (si bien las reuniones estuvieron propiciadas por Massa), que permita generar fuertes consensos en el escenario legislativo.

Dejá un comentario