Fernández pidió terminar con el odio y la división

9 de julio, 2020

El presidente Alberto Fernández participó hoy, por videoconferencia, del acto central del 204° aniversario de Declaración de la Independencia de la República Argentina, que se realizó en Tucumán, al que también fueron convocados gobernadores, los empresarios del Grupo de los 6, la CGT y la cúpula de las fuerzas armadas.

En la residencia de Olivos, desde donde se desarrolló el discurso del Presidente, lo acompañaron Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Carolina Castro (UIA), Héctor Daer, secretario general de la CGT, Adelmo Gabbi, titular de Bolsa de Comercio, Eduardo Eurnekian (Cámara Argentina de Comercio y Servicios), Javier Bolsico (Asociación de Bancos Argentinos), Nestor Szczech (Cámara Argentina de la Construcción) y Daniel Pelegrina, titular de la Sociedad Rural Argentina.

Fernández destacó hoy que junto a “todos los gobernadores” estuvieron de acuerdo en que “había que preservar la salud y la vida de la gente antes que nada” frente a la pandemia de coronavirus.

“Todos entendimos que no había un dilema, que no había disyuntiva; trabajamos juntos y ahora estamos tranquilos de que a ningún argentino le faltará asistencia”, dijo el mandatario al encabezar el acto en forma virtual desde Olivos.

Fernández consideró que, “ante estos tiempos difíciles, debemos ser como aquellos hombres que tuvieron coraje y no angustia”.

También apunto a la oposición al afirmar que “la Argentina del mañana se construye con todos: los hombres y mujeres de la industria, del campo, del comercio, y las finanzas”, y sostuvo que el “odio y la división nos posterga y paraliza”.

En este sentido, consideró que “ninguna sociedad concreta su destino en el medio de insultos, de divisiones y teniendo al odio como común denominador”.

Y agregó: “Yo vine acá a terminar con los odiadores seriales; vine a abrir los brazos para que todos nos unamos, noveno a instalar un discurso único. Yo sé que hay diversidad y celebro y propició la diversidad de la Argentina, de todo tipo, de género e ideológica. La celebro, no me afecta. Lo que necesito es que esa diversidad sea llevada adelante con responsabilidad y la primer responsabilidad está en no mentir, en decir la verdad y en respetarnos”.

Argentina pospandemia

“El mundo debatió todos estos años cómo hacer y de repente ese virus imperceptible hizo temblar las bolsas del mundo y además de llevarse vidas se llevó muchas empresas y puestos de trabajo de la faz de la tierra, y en la reconstrucción tenemos que lograr un sistema más justo, más igualitario. Porque tampoco debemos olvidar que estamos en el continente más desigual del mundo ¿Cómo vamos a hacerlo? Vamos a hacerlo juntos”.

“En cuanto pase este tiempo que termina 17 de julio (ojalá , no lo sabemos) que es el tiempo de cuarentena que hemos fijado para el AMBA y cuando todo esto empiece a tomar un poco de calma, nosotros ya estamos trabajando con todos los que están aquél en el futuro. En ese futuro los que trabajan tienen un rol central. Los que trabajan han hecho un enorme esfuerzo”.

“Yo valoro mucho lo que han hecho los hombres del sindicalismo argentino por sobrellevar este presente. Acá también está uno de los secretarios generales de la CGT, pero a todo el sindicalismo le doy las gracias por haber entendido la fragilidad de este tiempo. Entre todos, los que invierten en la empresa, en el campo, los que trabajan en el campo y las empresas, los que trabajan en servicios, en el comercio, entre todos vamos a poner de pie a este país”.

Solidaridad como un valor supremo

“En este tiempo tan cruel en términos de enfermedad fuimos capaces de ser solidarios y rescatar la solidaridad como un valor supremo, cuidándome te cuido, quedándome en mi casa te cuido y me cuido. Y así fuimos sobrellevando con muchos problemas todo este presente. Porque aquél diciembre de 2019 no nos dejaba la mejor Argentina y teníamos que ir en auxilio de muchos que se habían quedado al margen, porque habían perdido sus trabajos, porque sus empresas habían cerrado, porque la economía no se movía y porque teníamos que enfrentar una enorme deuda que nos había ayudado, estábamos enredados en esa deuda y teníamos que ver cómo salir de eso sin que eso signifique postergar a un solo argentino que ya mucho esfuerzo han hecho”.

Dejá un comentario