Fernández, con tono conciliador

15 de julio, 2020

El presidente Alberto Fernández contestó ayer con una carta publicada a través de las redes sociales a la referente de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, que lo había criticado por invitar a la celebración del acto del 9 de Julio a la cúpula de empresarios que “saquearon” el país. Un rato después, la cuenta oficial de la organización de derechos humanos dio por saldada la controversia. “Su respuesta nos alienta a seguir luchando”, sostuvieron.

El mandatario intentó bajarle el tono a la disputa y comenzó por reconocer que las críticas fueron hechas “desde el afecto recíproco”.

Sin embargo, aseguró que a su mesa se sienta “gente de empresas grandes, medianas y pequeñas, trabajadores y trabajadoras, movimientos sociales, estudiantes, jóvenes y científicos”. “Todos y todas, porque esa es mi responsabilidad”, agregó el jefe de Estado, que desde el 9 de julio pasado viene intentando bajar el tono de la discusión política.

“Mi compromiso fue y es el de siempre: con los que menos tienen”, continuó Fernández tras enumerar todas las medidas económicas destinadas a los sectores más vulnerables y aseguró que siente dolor por ese país “plagado de injusticias y desigualdades” que “recibió” en diciembre del año pasado.

Sin embargo, será inevitable que se le atribuya a la declaración de Bonafini la influencia de Cristina Kirchner. Y que, además, se la vincule con una recomendación de lectura a una nota publicada en Página 12 en la cual se presentaba a algunos grupos empresarios como adversarios del desarrollo nacional. Dos datos, que serán leídos como una crítica al acercamiento del Presidente al mundo empresario que se ha intensificado en las últimas semanas.

Dejá un comentario