El IPC de junio fue superior a lo esperado (2,2%) y julio se mantendría en ese nivel

16 de julio, 2020

La pobreza EMAE canasta subirá a 32% ACTIVIDAD INDEC

La inflación de junio superó a lo esperado. Las consultoras privadas que miden mensualmente la evolución de los precios estimaban que el índice general se había ubicado en torno a 1,5%, mientras que los analistas de la plaza financiera esperaban una cifra un poco más elevada, en torno a 2%, según se desprende del Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que elabora mensualmente el Banco Central.

Según el Indec, que difundió ayer el dato oficial, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de junio fue de 2,2%, lo que implicó una aceleración de siete puntos porcentuales respecto a mayo y abril, cuando en ambos meses la tasa había sido 1,5%, de acuerdo con el organismo estadístico. Así, durante el primer semestre del año el índice general de precios acumuló una suba de 13,6%. Durante los últimos doce meses, la inflación acumulada fue de 42,8%.

Según los datos oficiales, en junio todas las categorías se aceleraron respecto al mes anterior. “Siendo junio un mes en el que se sostuvo la flexibilización de la cuarentena permitiendo la reapertura de algunos negocios, esto podría poner en relieve la reacción de los precios a medida que se recupera la actividad”, señaló la consultora LCG, que afirmó que la aceleración de la inflación núcleo pone de manifiesto la inercia sostenida en la evolución de los precios.

En el caso de alimentos y bebidas, el rubro más sensible por su impacto social, presentó una aceleración de 0,3% respecto al registro de mayo al ubicarse en 1% en el promedio a nivel nacional. Los mayores aumentos del sexto mes del año se registraron en el rubro de indumentaria y calzado, con una suba de 6,6%, seguido de recreación y cultura, con 4,2%. En cambio, los menos aumentos se presentaron en “bienes y servicios varios” y en educación, con incrementos de 0,3% y 0,4%, respectivamente.

Hacia adelante Según la medición de Ecolatina, durante la primera quincena de julio en la zona del GBA los precios presentaron un incremento de 1,6% en comparación con el mismo período del mes pasado. De acuerdo con su análisis, el regreso a la fase 1 de la cuarentena que se dispuso en el AMBA, la cual podría flexibilizarse a partir del 17 de julio, ayudaría a contener la inflación de la región por debajo de 2% durante el mes en curso.

“Esta dinámica puede exacerbar la diferencia registrada en junio entre esta región y otras partes del país, que ya se encuentran con mayores relajaciones de actividades/circulación. Por este motivo, esperamos que la desaceleración en el AMBA no genere el mismo efecto en el IPC Nacional, que tendrá un dinamismo similar al observado en junio”, explicó Ecolatina en un informe que fue difundido ayer.

El titular de esta consultora, Lorenzo Sigaut Gravina, señaló que “si bien la paulatina vuelta a la normalidad generará presiones inflacionarias, la aceleración de la suba de los precios dependerá en buena medida de lo que suceda con los salarios virtualmente ‘congelados’ durante la cuarentena”. “Prevemos una gradual aceleración de la inflación para el segundo semestre del año, con tasas más elevadas en el cuarto trimestre del año, producto del levantamiento de la cuarentena y la reanudación de las paritarias”, indicó, y agregó que para este año proyecta una inflación de 41%.

En esa misma línea, LCG espera una inflación de 40% para 2020, con una aceleración mensual hacia fin de año, que dejará un importante arrastre hacia 2021. La consultora sostiene que los bajos niveles de inflación del primer semestre del año serán difíciles de sostener en los meses siguientes. En tanto, el Grupo SBS es un poco más pesimista. “Esperamos una aceleración de la inflación a partir del segundo semestre, llevando la cifra anual a la zona de 46%”, indicó.

Dejá un comentario