El futuro del networking virtual: Los Supersónicos tenían razón

31 de julio, 2020

Por Martín Yechua  Director Ejecutivo de Adiras

Si hay un dibujo animado que marcó varias generaciones, pero sobre todo a la de los baby boomers, fue la de “Los Supersónicos”. Para quienes no la vieron, la historia de la serie transcurría en el año 2062, donde las casas de la gente que vivía en la Tierra se encontraban en los cielos, mediante grandes soportes, y también había autos voladores en forma de naves. A su vez, la gente tomaba clases de gimnasia online, usaba mascarilla o barbijos, realizaba videollamadas y trabajaba desde su hogar, entre otras actividades. La serie comenzó a emitirse en 1962 y todos estos datos son reales. Tuvieron que pasar casi 60 años para que nos demos cuenta que estas cosas son posibles, donde las innovaciones en materia de tecnología se entremezclan con lo cultural.

En el momento histórico que estamos transcurriendo, sigue primando la necesidad de interactuar aprovechando la tecnología para generar nuevas redes y contactos a nivel mundial. Sólo que se amplió un canal y se detuvo (¿temporalmente?) otro. Lo que no sabemos es si el actual es un fenómeno que vino a modificar hábitos y costumbres, o simplemente nos adaptamos a una nueva modalidad para “pasar el invierno”, y luego volveremos a nuestra vida tal como la conocemos.

¿Cómo se traduce ello al ámbito empresarial?

El impacto de la pandemia y la cuarentena en el crecimiento profesional y de las organizaciones genera desafíos y también oportunidades para ampliar nuestro número de contactos y red de networking. No hablamos de tener más amigos en facebook o sumar contactos en LlinkedIn, sino generar relaciones sólidas por medio de networking online.

Tradicionalmente, el networking lo podemos diferenciar en 3 categorías.

  • Personal networking. Se crea a través de grupos de afinidad, personas ajenas a nuestro entorno de trabajo con las que conectamos a través de amigos o de actividades que llevemos a cabo. Por ejemplo: en el club o con los padres del colegio de nuestros hijos.
  • Operational networking. Se produce dentro de nuestra área profesional, normalmente entre personas de la misma empresa o con proveedores que comienzan a trabajar conjuntamente en un nuevo proyecto y comienzan a generar redes.
  • El último es el strategic networking. Los protagonistas son los empresarios. Su objetivo es contactar con los responsables de otras organizaciones, generalmente grupos de pares, y miembros de la cadena de valor que permiten generar nuevos lazos y encontrar clientes potenciales.

Hoy más que nunca, el tiempo de los empresarios se torna un activo clave, por lo cual resulta imperioso conocer nuevas herramientas y modelos que están tomando fuerza en esta etapa de la pandemia. Una es el Speed Networking virtual: una reunión de negocios en tiempo récord que permite a los empresarios mantener una serie citas rápidas para conocer a posibles clientes y socios.

Este tipo de iniciativa ha disfrutado de un gran éxito desde su implantación, ya que los encuentros son muy rápidos, roban poco tiempo a los ejecutivos y es un modo fiable de obtener la información clave de un modo inmediato. Ello les ayudará a detectar en instantes qué contactos pueden ser productivos y cuáles no.

También existen muchas plataformas como para hacer ferias y exposiciones virtuales como Technelogics, meetyoo.com o Guivent, que permiten generar networking entre todos los participantes y lograr vincular clientes y proveedores de una forma estratégica.

Dentro de estas plataformas, por ejemplo, cada participante conversa durante unos 2 minutos con otro y a la inversa, y después cambiará de interlocutor. Durante este tiempo, se presentará la empresa y sus servicios, se intercambiarán datos esenciales y en muchos casos marcará el nacimiento de un futuro acuerdo comercial.

Una alternativa que cobró fuerza desde marzo son los breakout rooms de aplicaciones como Zoom que nos permiten dividir a las personas en grupos pequeños de no más de 8 o 10 personas que, por medio de diferentes técnicas, pueden ir rotando de sala en forma automática. De esta forma, en poco tiempo podemos generar que mucha gente se conozca, intercambie datos de negocios en poco tiempo para luego pasar a una sala privada.

La principal ventaja del Speed Networking Virtual es que cumple con las máximas de este tipo de eventos: rapidez e inmediatez.

Los eventos de Speed Networking y Virtual Speed Networking se parecen mucho a ‘Speed Dating’ sin el ‘Dating’. Una oportunidad estructurada para conocer profesionales.

Hoy, que todos a la fuerza comenzamos a utilizar plataformas y herramientas digitales nuevas, el máximo exponente lo encontramos en la evolución de la tecnología 3D virtual.

Estos mundos ficticios tan cercanos a los reales están cada vez más presentes en todo tipo de eventos online, desde un webinar hasta una feria virtual, dotándolos de unas características que los convierten en experiencias inmersivas y muy innovadoras.

Empresas como Virtway Events, una compañía que ofrece a las empresas una tecnología 3D muy avanzada para crear entornos inmersivos en todo tipo de eventos virtuales corporativos.

En conclusión, las posibilidades que los mundos virtuales ofrecen a los profesionales y dueños de pymes son infinitas, y les dotan de un verdadero valor añadido. Esta tendencia está marcando las agendas de los directivos del futuro y su modo de hacer negocios, desde cualquier lugar del mundo y sin limitaciones de tiempo.

Dejá un comentario