El cigarrillo es el principal factor de riesgo para agravar el coronavirus en el país

28 de julio, 2020

Según un nuevo informe del Observatorio de Adicciones de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires se registró una fuerte incidencia del tabaquismo en el número de fallecidos por Covid-19.

De acuerdo a las estadísticas oficiales, el 18,72% de los muertos padecía EPOC y era o fue fumador. Los indicadores a nivel nacional muestran la incidencia directa del tabaquismo en el número de víctimas fatales, que hasta este momento son más de 3.100.

Tras este factor de comorbilidad, se encuentra la diabetes (17,99 %), la insuficiencia cardíaca (15,45%), las enfermedades neurológicas (12,46%,) y la obesidad (19,93%) entre las causas más peligrosas.

En cambio, en la provincia de Buenos Aires el factor de riesgo predominante entre los fallecidos fue la hipertensión arterial en un 28,37%; la diabetes en el 15,33% y la condición de fumador, ex fumador o paciente con EPOC en el 12,55% de los casos.

Al cigarrillo común se le sumó en los últimos años y sobre todo en los más jóvenes, la adopción del vapeo. Desde el principio de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) insistió en la necesidad de que los Estados adopten políticas que, además de prevenir el Covid-19, refuercen el abordaje sobre el tabaquismo en sus diversas formas.

La aparición de los cigarrillos electrónicos se asoció a distintas cardiopatías y afecciones pulmonares. Entre ellas, una enfermedad de reciente aparición conocida como EVALI (sigla en inglés para “lesión pulmonar asociada al uso de cigarrillos electrónicos o productos de vapeo)”, que en su etapa inicial se asemeja a la neumonía por sus síntomas, como tos, fiebre, escalofríos y dificultad para respirar. Se cree que esta afección podría disminuir las posibilidades de recuperación de las personas con Covid-19.

El SARS-Cov-2 interactúa a nivel alveolar con el receptor de la Enzima Convertidora de Angiotensina 2 (ECA 2), para entrar a la célula y causar la enfermedad de Covid-19. Se ha reportado que fumar se asocia a una expresión aumentada del receptor ECA 2 y podría conferir una mayor susceptibilidad de los fumadores frente al coronavirus.

Walter Martello, Defensor del Pueblo Adjunto de la Provincia y responsable del Observatorio de Adicciones, afirmó que la situación del Covid-19 “no ha hecho más que agravar el impacto negativo que, año tras año, provoca el tabaquismo en la Argentina. Por ello, no solo se requieren intensificar las campañas de prevención, sino también dotar al Estado de nuevas herramientas para poder hacer frente a la nueva realidad”.

Dos estudios observacionales que proceden de China sobre personas con Covid-19 hallaron un riesgo mayor de evolución severa de la enfermedad en fumadores comparado con no fumadores.

En un análisis de regresión logística en 78 pacientes al inicio de la pandemia se identificó al consumo de tabaco como al factor de mayor peso además de la edad, insuficiencia respiratoria, hipertermia severa y elevación de la proteína C reactiva y niveles de bajo nivel de albúmina.

La condición de ser un fumador actual se asoció con síntomas severos y mostró resultados estadísticamente significativos (16.9% vs 11,8%) y con peor desenlace (25,8% vs 11,8% de quienes no lo son). La condición de ex fumador evidenció también diferencias, pero de menor magnitud (5.2% vs 1,3% y 7,6% vs 1,6% respectivamente).