EE.UU.: con contagios récord, la relación Trump-Fauci está en su peor momento

11 de julio, 2020

Estados Unidos informó 62.500 nuevos casos de Covid-19 el viernes. Una cifra récord por tercer día consecutivo, según un recuento de Reuters. En junio, los casos aumentaron a un promedio diario de 28.000 por día. A todas luces, el crecimiento es exponencial.

Siete estados informaron aumentos récord en casos el viernes: Alaska, Georgia, Luisiana, Montana, Ohio, Utah y Wisconsin. El virus ha contagiado a más de 3,2 millones de estadounidenses (se estima que el número real es hasta 10 veces mayor) y mató a más de 133.000 estadounidenses.

Si bien las respuestas sanitarias se deciden a nivel estatal, el foco sigue puesto en una respuesta federal (es decir, la Casa Blanca) tardía y errática, que minimizó el riesgo del Covid-19. Los resultados están a la vista.

Desde que arrancó la pandemia, Donald Trump ingresó en polémicas varias. Vale recordar que llegó a sugerir en una conferencia inyectar desinfectante en el cuerpo humano como vacuna.

La nueva polémica está centrada en Anthony Fauci. El médico es una especie de Pedro Cahn estadounidense, pero con un rango institucional. Es casi una política de Estado. Como recuerda CNN, el médico nacido en Brooklyn en 1940 dirige el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas desde…1984 y ya prestó servicios a seis presidentes. Arrancó con Ronald Reagan.

Parecería que Trump está cayendo en el error común de matar al mensajero y, lentamente, empezó a horadar la legitimidad de Fauci, intentando trasladarle el costo político de la catástrofe sanitaria.

Con el periodista Sean Hannity de Fox News, más papista que el Papa, Trump dijo anoche: “El Dr. Fauci es un buen hombre, pero ha cometido muchos errores”. Además, señaló que desoyó muchas de sus recomendaciones y eso terminó siendo mejor para EE.UU.

Sin embargo, la pólvora del republicano está mojada: los estadounidenses le creen más a Fauci que a él.

Por cierto, además de desacreditarlo en público, parecería que la Casa Blanca lo estaría corriendo de los medios. Fauci viene advirtiendo los riesgos de una espiralización de la epidemia (los números parecen darle la razón), algo que va en contra de la estrategia siga siga de la Casa Blanca.

“Durante meses, en medio de la peor pandemia en un siglo, Trump insistió en que todo estaba bien entre él y el principal especialista en enfermedades infecciosas de la nación”, según CNN.

Pero, agrega, “con el coronavirus furioso, Trump y Fauci ya no están hablando”. El médico dijo que el último brief que le dio fue el 2 de junio y, desde entonces, no volvió a verlo.

Semanas atrás, Trump retuiteó un tuit con el hashtag #FireFauci, es decir, despidan a Fauci.

Ahora, algunos creen que el ataque sigue con “bajarlo” de los medios. “Si bien ha llevado a cabo una serie de entrevistas en periódicos y radio, ha dejado de aparecer en las principales cadenas de televisión estadounidenses”, agrega CNN.

“Tengo una reputación de decir la verdad en todo momento y no endulzar las cosas”, dijo Fauci al Financial Times esta semana. “Y esa puede ser una de las razones por las que no he estado mucho en televisión últimamente”, agregó. Preocupante el panorama en EE.UU.

Dejá un comentario