EE.UU., Brasil e India suman 109.009 casos en 24 horas

2 de julio, 2020

La pandemia no afloja en Estados Unidos ni Brasil y empieza a moverse más por India, que tiene una población de más de 1.300 millones de habitantes. Por cierto, la situación excede a esos países y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el bicho se mueve en 216 países, pero esos tres están motorizando los casos agregados.

Según el recuento de la OMS, ayer se detectaron 163.939 casos. Aunque no fue el número más alto de la pandemia (llegó a superar los 180.000), es un guarismo bastante más elevado que el promedio de abril y mayo y no es atribuible a los enteramente a los mayores testeos.

Argentina, informó el Gobierno, aportó 2.667 nuevos casos y lamentó 44 muertes. Una cifra alta. Sin embargo, según Worldometer, el país está 73° a nivel global en muertes ajustadas por población. Es decir, en una mejor posición que Colombia, Bolivia, Ecuador, Perú, Brasil y Chile.

Sobre esos 163.939 casos globales, Estados Unidos aportó 43.644 (ya supera los 2,6 millones), Brasil agregó 46.712 y ya superó las 60.000 muertes mientras que India añadió algo más de 18.000, pero está en una fase exponencial preocupante: los casos totales se duplicaron en 20 días y más de 66% corresponden solo a junio. Así, los tres países sumaron 109.009 casos en 24 horas. Vale aclarar: registrados.

Mientras estados del sur y el oeste de Estados Unidos informan récord diarios de nuevas infecciones, varios gobernadores, muchos de ellos republicanos, han revertido o frenado sus medidas para reabrir la actividad económica, volviendo a cerrar bares, gimnasios y parques acuáticos, informó Reuters. Ayer, el gobernador republicano de Indiana, Eric Holcomb, detuvo la reapertura gradual de su estado hasta al menos mediados de julio. “Solo tenemos que aceptar el hecho…de que nuevamente este virus está al acecho”, sostuvo. Sensato. Según Reuters, Georgia, Tennessee y Alaska también reportaron niveles máximos de nuevos infectados, que también se han disparado en Texas, Florida y California. Nueva York, por ejemplo, no abrirá los restaurantes la semana que viene, tal como esperaba.

Con creciente presión interna y cayendo en las encuestas, Donald Trump dijo que el virus va a tender a desaparecer (“going to sort of just disappear”, dijo) y agregó, con precisión cartesiana: “Eso espero”.

En Africa, que alberga a 54 países y 1.300 millones de habitantes, los contagios confirmados sobrepasaron los 400.000 y las muertes ya son más de 10.000, según datos del organismo de salud de la Unión Africana (UA). Egipto y Sudáfrica son los países que registran más fallecidos, con 2.953 y 2.657 respectivamente, según las últimas cifras oficiales.

En otros países, la situación es menos grave, pero las autoridades están siguiendo el mantra de que es mejor prevenir que curar. En Melbourne, Australia -uno de los países que había anunciado que tenía bajo control al virus-, 300.000 personas se preparan para una cuarentena total de un mes. Melbourne, la segunda ciudad de Australia y la capital del Estado de Victoria, en el sudeste del país, registró 73 casos el miércoles. Desde el inicio de la pandemia Australia contabilizó 104 muertes sobre 7.834 contagios, según el conteo de la Organización Mundial de la Salud.

Dejá un comentario