Buscan bajar la tensión con la agenda legislativa

20 de julio, 2020

Luego de una semana signada por los enojos hacia el interior de la coalición gobernante, el Gobierno busca retomar la agenda a través del Congreso, en donde se continuará debatiendo mañana en la Comisión de Presupuesto presidida por Carlos Heller, la ampliación de la moratoria impositiva.

Si bien en el despacho del titular de la Cámara Baja, Sergio Massa, se mantienen cautos, no descartan que de llegar a emitir dictamen mañana, puedan alcanzarse los consensos para que haya sesión esta misma semana.

Durante el fin de semana, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero sostuvo: “esta semana vamos a enviar la ampliación de la prórroga del Presupuesto 2019, porque cuando llegamos ya venía sin equilibrio macroeconómico y habían postergado y pateado los problemas para este año” y agregó: “heredemos una situación de deuda irresponsable, y queremos que nunca más la deuda externa sea el cepo para el desarrollo del país.

Ayer, tanto en la jefatura de Gabinete como en el entorno de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, desmintieron ante El Economista que se hable del reemplazo del ministro coordinador e intentaron bajarle el tono a las disputas internas.

Esta semana, el oficialismo buscará retomar la agenda proactiva, instalando temas relativos a la producción y a la economía, y haciéndose cargo de los matices que coexisten dentro de la coalición, luego de que sobre el fin de la semana pasada se hablase de que podría haber cambios en el gabinete.

La agenda legislativa del Gobierno para este mes sigue siendo la que contó este diario: moratoria, ampliación presupuestaria, y deuda bajo legislación local. Habrá que ver si dan los tiempos legislativos, sobre todo con el funcionamiento acotado del Congreso, como consecuencia de la pandemia.

Sin embargo, ayer el presidente Alberto Fernández volvió a reflotar temas que fueron lanzados en la apertura de sesiones ordinarias, pero que la pandemia congeló.

“Espero mandarla esta semana. En la Ciudad de Buenos Aires, como consecuencia del cambio de Capital Federal a la Ciudad Autónoma, lo que se llaman competencias ordinarias deben pasar a la CABA y yo me propuse hacer un reordenamiento de todo el sistema de la Justicia Federal. Un reordenamiento que va mucho más allá de Comodoro Py”, sostuvo ayer el Presidente en una entrevista al diario Página12.

“La reforma tiene una ley que ordena a la justicia federal de todo el país para que empiece a funcionar de otra manera. Con más tribunales, más fiscalías, más defensorías, más tribunales orales”, agregó el jefe de Estado.

Fernández además se mostró favorable al proyecto para gravar a las grandes fortunas e insistió con el proyecto para legalizar el aborto, el cual ya está redactado según reconocen en la Casa Rosada aunque aguardan el mejor momento para presentarlo.

Más allá de las expresiones del Presidente, lo cierto es que hay algunos proyectos que vienen demorados por un lado producto de las dificultades ara el debate político que ha traído aparejado la pandemia, pero también por falta de consensos tanto con la oposición (fundamentalmente Juntos por el Cambio), como hacia el interior de la colación oficialista

Dejá un comentario