Biden hace equilibrio

14 de julio, 2020

Joe Biden le lleva una ventaja de nueve puntos a Donald Trump, según el promedio de las encuestas sobre intención de voto del sitio Real Clear Politics. También lo aventaja, aunque por diferencias menores, en la mayoría de los estados considerados cruciales porque son los que pueden cambiar su comportamiento de una elección a otra. En muchos de ellos ganó Trump por un ajustado margen en 2016. La situación ventajosa que tiene Biden a menos de cuatro meses de las elecciones lleva a que sus definiciones en materia económica sean escuchadas cada vez con más atención.

El jueves pasado presentó una serie de propuestas y fue evidente su intención de aparecer con un mensaje equilibrado considerando los puntos de vista de distintos sectores y dejando en claro que apunta a hacer una campaña orientada al centro.

Afirmó que Trump se concentró en los mercados de acciones, pero su foco estará puesto en las familias trabajadoras. Biden se propone crear cinco millones de empleos en la industria y en los sectores vinculados a la innovación y poner en marcha un ambicioso plan de infraestructura e incentivos a la producción por US$ 700.000 millones. Sería financiado con un aumento de impuestos que llevaría la tasa para las empresas al 28%, es decir un punto intermedio entre el 21% actual y el 35% que había ante de la rebaja impulsada por Trump. Ese equilibrio también se observa en Biden cuando se refiere a los acuerdos comerciales internacionales cuya promoción fue una política de Estado durante décadas hasta la llegada de Trump. La sociedad estadounidense tiene hoy una visión menos favorable a ese tipo de negociaciones y es particularmente crítica del comportamiento de China.

Biden buscará un equilibrio en ese terreno atento al nuevo consenso que surgió con la pandemia que apunta a incentivar la producción nacional y reducir la dependencia de insumos críticos de China. Biden lanzó la consigna “Buy American” que parece influenciada por el “America First” de la retórica de Trump. El candidato demócrata pretende conformar a los distintos sectores de la coalición anti Trump lo que requería mucha habilidad. El actual presidente tiene su imagen deteriorada y la evaluación de su gestión tiene más rechazo que aprobación, pero tiene un núcleo duro que lo apoya, más allá de cualquier circunstancia. Por eso, para derrotarlo, Biden necesita, además de presentar un programa económico, generar entusiasmo en torno a su candidatura.

Dejá un comentario