Ante empresarios, Guzmán dijo: “Vemos un 2021 mucho mejor”

17 de julio, 2020

El ministro de Economía, Martín Guzmán, no solo habla con los acreedores y ayer mantuvo una videoconferencia con un grupo de empresarios locales de distintos sectores de la producción. Lógicamente, la deuda estuvo presente. El ministro agradeció el apoyo empresario, reafirmó que la última oferta del Gobierno a los bonistas “es el máximo esfuerzo que Argentina puede hacer” y reiteró que “hoy la decisión está del lado de los acreedores”.

Más allá de que las puntas se han acercado y recién ahora parecen estar hablando ambos el mismo lenguaje, el “deal” no está y, sin él (y el del FMI: la próxima discusión que viene), será difícil, sino imposible, bajar el costo de fondeo y despejar la incertidumbre.

“Tenemos un compromiso muy fuerte de llegar a un acuerdo. Nosotros buscamos que no haya confrontación con los acreedores y hemos hecho lo máximo que se podía hacer”, señaló el titular del Mecon.

Además de detallar la red de asistencia que armó el Estado ante la pandemia, Guzmán enfatizó la necesidad de que el modelo pospandémico sea equilibrado. “La reactivación del mercado interno y el fomento de las exportaciones deben ir de la mano porque si no la recuperación económica tiene un horizonte corto”, dijo ante José Urtubey (Celulosa Argentina), Pablo Peralta (GST), Marcelo Figueiras (Laboratorios Richmond), Martín Umaran (Globant), Martín Cabrales (Cabrales), Mara Bettiol (Unión Aseguradoras de Trabajo), Daniel Herrero (Toyota) y Alejandro Simon (Sancor Seguros). Lo acompañaban desde la sede del Ministerio de Economía Rodrigo Ruete y Melina Mallamace.

“En 2021 habrá capacidad instalada ociosa alta y la reactivación del mercado interno va a ser fundamental para la recuperación económica. Va a ser el motor central, pero al mismo tiempo necesitamos generar condiciones para que crezcan las exportaciones y así asegurar la estabilidad de la balanza de pagos”, agregó un Guzmán deseoso de levantar (un poco) el perfil y sacarse el mote de “ministro deuda”.

A su turno, los empresarios rescataron la estrategia del Gobierno de estimular el mercado interno y normalizar la curva de deuda en pesos, pero manifestaron su preocupación por la “brecha cambiaria” y pidieron mejorar los “incentivos” de parte del Estado.

“Somos muy conscientes que Argentina necesita reformas estructurales que conduzcan hacia una estructura productiva inclusiva, dinámica y que garantice la estabilidad macroeconómica”, sostuvo Guzmán, sobre el cierre del encuentro. “Trabajar en la consistencia macroeconómica es para nosotros esencial y tener un sistema de incentivos que genere un campo nivelado es un objetivo de este Gobierno”, enfatizó sin dar demasiadas precisiones sobre la estrategia para la pospandemia, un eje que se está trabajando en el Gabinete Económico.

Entre los ítems que mencionó están el proyecto de “armonización tributaria” en el que trabaja el Poder Ejecutivo que dijo, dará “incentivos a la generación de empleo, al mismo tiempo que se fortalece la sostenibilidad fiscal”. Para cerrar con un tono optimista, dijo: “Vemos un 2021 mucho mejor”.

Dejá un comentario