Bochazo de AdHoc y Exchange: todavía hay tiempo para acercar las puntas

8 de julio, 2020

Esta tarde, los comités de acreedores AdHoc y Exchange rechazaron la última oferta realizada por el Gobierno para reestructurar la deuda externa por US$ 65.000 millones. Sin embargo, instaron a seguir negociando. 

“La oferta revisada de reestructuración de deuda de Argentina es un paso en la dirección correcta. Sin embargo, no alcanza para que pueda ser apoyada por los acreedores más importantes de Argentina. Ni el Grupo Ad Hoc Bondholder ni el Grupo Exchange Bondholder, fueron consultados sobre los términos de la propuesta. Como consecuencia, la propuesta no refleja el aporte vitalmente necesario de los grupos de acreedores más grandes de la Argentina para entregarle al país una reestructuración de la deuda exitosa”, remarcaron en un comunicado en conjunto. 

Aunque los tenedores de cerca de un tercio de la deuda exigible rechazaron la última propuesta, resaltaron que “es alentador proporcionar una base para un compromiso constructivo” y aseguraron estar “preparados para entablar debates sobre las modificaciones a la propuesta, que pueden lograr una restructuración consensuada”.

Asimismo, afirmaron que aún creen que “es posible lograr un camino hacia la resolución completa de los problemas restantes”. “Romper el estancamiento entre la Argentina y sus acreedores es una alternativa mucho mejor que otro ciclo de rechazo y un examen de alternativas más drásticas en ambos lados”, advirtió el comunicado. 

En ese sentido, remarcó que una reestructuración de deuda consensuada es la “mejor ruta posible hacia un retorno de la Argentina a los mercados internacionales de capital y un futuro económico sostenible para el país y para su gente”. 

“Como inversores a largo plazo que desean continuar invirtiendo en Argentina en los años venideros, seguimos unidos en nuestro deseo de alcanzar una solución que no solo brinde al Gobierno el apoyo inmediato que necesita, sino también el marco económico y legal necesario para alentar futuras inversiones en el país”, concluyeron.

Argentina ha hecho un esfuerzo importante. “La diferencia con la oferta original presentada el 21 de abril es de US$ 11.500 millones más de pagos de capital e intereses”, según un trabajo de la consultora PxQ. Por otro lado, las puntas están cerca. En números, Argentina arrancó en US$ 40 (VPN) y los fondos duros, en US$ 75. Hoy, Argentina está ofreciendo US$ 53 y AdHoc+EB tolerando US$ 58,4. Falta poco y Argentina tiene algunas cartas adicionales para endulzar los flujos un poco más sin poner en juego la sustentabilidad, es decir, sin incubar un nuevo default. Hay tiempo todavía y en el Ministerio de Economía dicen que el rechazo era esperable. Daría la impresión que se viene una nueva oferta antes del nuevo deadline.

Dejá un comentario