Zoom camina por la cuerda floja entre Estados Unidos y China

16 de junio, 2020

El Partido Comunista Chino está presionando a las compañías extranjeras para que cumplan con las demandas de su estado de vigilancia, lo que va en contra de los valores de privacidad y libertad de expresión que las compañías tecnológicas estadounidenses han defendido tradicionalmente.

La semana pasada, la compañía de videoconferencias Zoom buscó asegurar a los usuarios globales que ya no cerraría cuentas fuera de China continental por pedido de Beijing. Pero la lucha de Zoom para complacer a dos gobiernos con ideologías radicalmente diferentes apenas está comenzando.

Las empresas tecnológicas de EE.UU. con una presencia significativa en China enfrentan sanciones o incluso la expulsión del país si no cumplen con las solicitudes del gobierno chino, y una severa censura de la sociedad civil y los funcionarios del gobierno de EE.UU. si lo hacen.

Estas presiones opuestas obligan a las compañías estadounidenses a crear dos conjuntos de valores dentro de la misma compañía para poder operar en ambos mercados, un fenómeno que puede no ser sostenible a largo plazo.

Zoom dijo que aumentaría la capacidad de impedir que los usuarios de China continental se unan a las reuniones en línea, lo que le permitirá cumplir con las solicitudes del gobierno chino sin afectar a los usuarios fuera de China.

Pero la declaración de Zoom solo provocó más críticas.

Los profesores con sede en EE.UU. que usan Zoom para impartir clases en línea en China temen que sus estudiantes puedan tener sanciones si la discusión en clase se desvía hacia el territorio que el partido comunista chino considera fuera de los límites.

Los senadores de Estados Unidos presionaron al CEO de Zoom, Eric Yuan, para que defienda los valores democráticos, escribiendo en una carta: “Le instamos a ser fiel a los valores declarados de su empresa, que incluyen abrazar ideas y visiones diferentes. Zoom debe ser transparente y no permitir que los gobiernos extranjeros, como el gobierno de la RPC, dicten los términos de uso”.

La dependencia principal de Zoom con China no es una base de consumidores masiva, sino su equipo de investigación y desarrollo.

Zoom tiene alrededor de 700 ingenieros en China y varias filiales, de acuerdo con las presentaciones más recientes de la compañía ante la SEC .

La compañía dijo le ayuda a reducir costos y, por lo tanto, es un importante impulsor de ganancias.

Ese es un enorme riesgo de seguridad dado que los funcionarios del gobierno, las nuevas empresas tecnológicas que trabajan en tecnologías sensibles, los contratistas de defensa y muchos otros confían en las reuniones de Zoom tanto en su vida profesional como privada.

Zoom negó haber proporcionado datos de usuarios o contenido de reuniones a las autoridades chinas en las circunstancias que rodearon los cierres de cuentas recientes.

Dejá un comentario