Venta de combustibles: 35% debajo de febrero

26 de junio, 2020

Shell estacion de servicio combustibles

El volumen de ventas de combustibles en las estaciones de servicio de todo el país en mayo se incrementó 23,3% respecto de abril, ambos meses impactados por el aislamiento obligatorio, aunque aún resulta 35,3% inferior frente a febrero, cuando se inició la cuarentena, y 34,5% menor al mismo mes de 2019.

Así se desprende del informe mensual dado a conocer por la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), durante una videoconferencia del presidente de la entidad, Gabriel Bornoroni. “Ahora falta recuperar el otro 75%”, dijo.

En cuanto a la evolución de la facturación, se resaltó que mayo mostró una caída de 36,2% respecto a febrero, en una medición desestacionalizada, lo que equivale a decir que las estaciones de servicio dejaron de facturar en el quinto mes del año alrededor de $31.587 millones.

En el análisis por provincia, se destaca que la Ciudad de Buenos Aires fue porcentualmente la más afectada con el 59% de caída y un impacto de $3.132 millones menos de facturación.

En la provincia de Buenos Aires la retracción fue de 37,3%, por un monto estimado en $10.978 millones.

Bornoroni explicó que en mayo el volumen de ventas de combustibles líquidos (naftas y gasoil) de las estaciones de servicio de todo el país fue un 34,5% menor al registrado un año atrás, debido al impacto de la pandemia de coronavirus y las consecuentes medidas de aislamiento social obligatorio.

Este desempeño del sector fue producto de una caída del 50,1% en el volumen de ventas de naftas (49 % en nafta súper y 53,6% de premium) y retroceso del 21,2% en el volumen de ventas de gasoil (15,2% grado 2 y 37,7% en grado 3), en ambos casos en comparación con un año atrás.

La participación de ventas de nafta premium dentro del volumen de ventas totales del canal minorista de naftas disminuyó en relación a mayo de 2019, desde 24,2% en ese mes a 22,5% en mayo de 2020, una caída de 1,7 puntos que refleja que se sigue produciendo el traspaso a la calidad más económica.

Lo mismo ocurrió con el volumen de ventas de gasoil grado 3 ya que representaba el 27% de los volúmenes de gasoil vendidos hace un año por estaciones de servicio, y ese porcentaje se redujo a 21,3% en mayo de 2020, una caída de 5,7 puntos porcentuales de participación.

Los precios al público en las estaciones de servicio alcanzaron, en promedio durante mayo, un nivel 28% y 28,1% mayor que en mayo de 2019 en nafta súper y premium, respectivamente, y un nivel 27,1% mayor que en mayo de 2019 en gasoil grado 2 y gasoil grado 3, es decir todos por debajo de la inflación.

En este sentido, Bornoroni aclaró que el sector requiere que el precio del combustible tenga la misma variación que la inflación, porque la estructura de las pymes que conforman el sector mantiene gastos al ritmo de variación del costo de vida e incluso superiores tal el caso de las paritarias.

“Estos son los datos que vemos a diario los estacioneros y que nos preocupan. Nosotros tratamos de contar con esta información para que, a la hora de ir a pedir por las necesidades del sector, vean que no son números que se tiran al aire. La mayoría de los estacioneros son pymes, que vieron caer sus ingresos dramática o totalmente. Muchos de ellos ya pidieron créditos o se consumen los ahorros de su bolsillo para pagar los sueldos y ahora se suma el aguinaldo”, agregó Bornoroni. “Venimos acumulando caídas históricas en la venta de combustibles. Y si bien no tenemos una ola de cierres, los dueños de estaciones de servicio vienen sacando créditos, ya no sabemos qué hacer para pagar”, agregó el presidente de CECHA.

Dejá un comentario