Un mercado presencial en la era digital

22 de junio, 2020

Por Nicolás Levin CEO de Inovarqs

Actualmente, la digitalización está conquistando muchos mercados y el inmobiliario no se queda atrás. Se encuentra ante una transformación donde será necesaria mayor claridad y digitalización de lo que se conocía antes de realizar la visita offline.

El sector inmobiliario tradicional se encuentra ante un cambio de era. Esta sería una foto del mercado actual: acentuadas bajas en los valores de venta y apuestas a mayores y diversas herramientas tecnológicas para esforzarse por sostener el negocio en épocas de pandemia.

La necesidad de vender, y generar alcance a los potenciales clientes, demanda mayor información y visibilidad de las unidades a comercializarse en forma online.

Con la llegada del Covid-19 los protagonistas del mercado inmobiliario han mutando la forma de hacer sus negocios, y se apoyan con más frecuencia en las herramientas tecnológicas para lograr que la actividad no se derrumbe.

Estos nuevos modos dan soluciones que van desde una visita, con circuito 360°, videos de la unidad, consultas en línea, rendimientos financieros, facilitar documentaciones para firmas y reservas de forma remota, como también planos y proyectos de unidades para reinventarse en un mercado donde las construcciones nuevas toman mayor poder de información digital.

Algunos servicios trabajan con una base plana sin importar el precio del inmueble, como otros trabajan en base a la comisión. Los inmuebles que cuenten con una gran antigüedad deberán reinventarse para seguir teniendo una cierta competitividad dentro del mercado.

Es necesaria también una profesionalización de los intervinientes en las operaciones. Incorporando la tecnología a esta industria, se logrará traer beneficios a la hora de realizar y concretar operaciones, ya que los clientes podrán comprender y conocer el inmueble de forma previa a su visita.

Pese a que el sector inmobiliario es uno de los rubros más tradicionales, la llegada de la situación excepcional que estamos viviendo ha logrado que comience a reinventarse. Se trata de un desafío que involucra a todas las partes que diariamente lo componen y que deberán comenzar a utilizar las proptech tanto a nivel vendedor como a nivel cliente para que se puedan concretar más operaciones.

Dejá un comentario