Tras rave barrial, el DJ de Recoleta no se arrepiente: “Es un momento de conexión, de esperanza”

15 de junio, 2020

Desde que arrancó la cuarentena el DJ Patricio “Pato” Zambrano dejó en claro que tenía una oportunidad para, incluso en plena crisis del rubro por la pandemia, dejar su nombre en todos lados.

El DJ programa un set de música bailable sábados y domingos desde su balcón de la calle Talcahuano, en el barrio porteño de Recoleta, entre las 18 y las 19, que incluye hasta el himno nacional.

Pero tras una serie de denuncias de sus vecinos por ruidos molestos, ahora transmite las canciones por las redes y sus vecinos las reproducen en parlantes desde sus balcones.

Hoy Marcelo D’alessandro, secretario de Seguridad porteño, informó que se comunicó personalmente con el fiscal que libró un sumario de oficio por ruidos molestos.

“La fiesta en la calle de Recoleta no se puede permitir. No está bien”, dijo el funcionario en diálogo con Radio Rivadavia.

“Por fin de semana o día de la semana, lamentablemente tenemos hechos como fiestas. La gente ha sido responsable pero hay excepciones”, agregó.

El fiscal apuntó a que Zambrano convirtió su cuadra -Talcahuano al 1200- en un punto de reuniones donde las familias de la zona se encuentran para bailar y violar la cuarentena.

Este domingo, los videos se volvieron a viralizar y la movida del “DJ de recoleta”, como lo conocen, generó rechazos y también muestras de apoyo.

También salió a hablar Zambarno, quien no se arrepiente y sube la apuesta. Dice que lo único que pretende hacer es generar un espacio de diversión en medio de la angustia provocada por la pandemia de coronavirus.

“Hay tanta agradecida por esto que es un momento de conexión, de esperanza, de alegría… No hay una falta grave y nadie está violando un decreto; la gente está bailando y quizás lo que habría que hacer es demarcar la calle para que la gente baile separada”, planteó Zambrano este lunes.

“Acá no hay malos ni hay buenos. Se dio una situación. No estamos hablando de una fiesta, no era un tumulto, no era pogo”, se defendió.

Fuentes policiales, sin embargo, comunicaron que tras cada show que brinda Zambrano se registran múltiples llamados al 911, entre las 18 y las 22, para reclamar por ruidos molestos.

Dejá un comentario