Supermercados: tras el pico inicial, el consumo se desinfló

1 de junio, 2020

Supermercado consumo

 

Según informó la semana pasada el Indec, durante el inicio de la cuarentena, en marzo, se observó un aumento del consumo en los supermercados. La implementación de las medidas de aislamiento social, las noticias nacionales e internacionales y el miedo al desabastecimiento impulsaron a muchas familias a correr a los supermercados a “stockearse” por cuestiones preventivas.

 

Sin embargo, evidentemente, ese efecto fue sólo transitorio. Con el paso de los días, la dinámica fue descendiendo y se viene observando una baja gradual en los niveles de consumo respecto a ese pico de consumo. A la espera de los datos oficiales, los relevamientos privados verifican el declive sobre los volúmenes registrados durante el período de confinamiento.

 

De acuerdo con un informe de la consultora Focus Market, durante la tercera semana de mayo, entre el 16 y el 22, se observó el menor nivel de facturación desde el inicio de la cuarentena. Asimismo, desde que comenzó el aislamiento, fue la primera semana que en cantidad de unidades presentó una retracción (-1,2%) respecto a los volúmenes registrados durante el mismo período del año pasado.

 

No obstante, el estudio señala que se mantiene una variación positiva (2,1%) en comparación con los niveles de consumo del mismo período de 2019, algo que viene ocurriendo durante todas las semanas desde el inicio de la cuarentena, a excepción de la última semana de abril, que mostró una leve caída interanual de 0,2%. En los meses anteriores a la cuarentena, enero y febrero, el desempeño en la comparación interanual fue negativo.

 

En esa línea, de acuerdo con el análisis, durante la tercera semana de mayo se observó que persiste el descenso en la concurrencia de los consumidores a los puntos de venta, aunque la contracción verificada es inferior en comparación con lo detectado durante las semanas anteriores.

 

“Desde el comienzo de la cuarentena, el consumo fue desacelerando su crecimiento semana a semana. La clase media está muy resentida, producto de la falta de ingresos, sobre todo en el caso de los monotributistas, autónomos, profesionales y oficios que actualmente no están trabajando. Ese sector socioeconómico, que es muy amplio, ve una caída del
ingreso muy importante, aunque la inflación está muy contenida debido a la recesión”, indicó ante El Economista Damián Di Pace, director de Focus Market.

 

En ese sentido, el especialista señaló que, en el marco del confinamiento, lo que está permitiendo que los volúmenes de consumo no caigan más es que los niveles de precios, si bien está aumentando, no suben tanto en relación al cuadro macroeconómico del país, vinculado a una elevada emisión monetaria, a una situación de lenta evolución del tipo de cambio oficial y, ahora, las mayores restricciones para la compra de moneda extranjera.

 

De acuerdo con Di Pace, respecto a lo que viene para las próximas semanas, las perspectivas del consumo masivo es que, aparte de las categorías de bebidas, sobre la cual se registra una baja de entre el 6% y el 8% en la comparación interanual, podrían observarse caídas de volumen sobre otras las categorías. “Al menos durante la primera semana de junio, en caso de continuar la cuarentena”, precisó.

 

El informe de esta consultora muestra la baja generalizada que se registra gradualmente en el consumo desde fines de marzo. Dicho descenso en orden gradual se observa especialmente en la categoría de alimentos, que a principios de abril mostraba una variación positiva de 32,6% interanual, mientras que durante la tercera semana de mayo la variación fue de 4,7% en la comparación interanual.

Dejá un comentario