Según el Gobierno, ya comenzó la reactivación de la economía

16 de junio, 2020

 

Luego de la abrupta caída de la actividad como consecuencia de las medidas de aislamiento social, según el Gobierno, la reactivación de la economía comenzó desde el mes pasado. Así lo aseguró ayer el Ministerio de  Desarrollo Productivo a través de un informe difundido a la prensa, el cual se basa en datos recolectados hasta principios de junio.

“Si abril será recordado como el mes con caídas récord históricas en la  mayoría de los sectores productivos (como la industria, la construcción, el turismo, el comercio o los servicios ligados al esparcimiento), mayo se caracterizó por la puesta en marcha de buena parte del aparato productivo”, afirmó la cartera que conduce Matías Kulfas.

Según el informe, varios indicadores sostienen lo anterior: desde principios del mes en curso, quince provincias tienen más del 80% del empleo privado habilitado para trabajar, mientras que entre el 20 de marzo (día en que se implementó la cuarentena) y mediados de abril, ninguna de ellas llegaba al 70%. De las nueve provincias restantes, seis se encuentran entre el 75% y el 80% y sólo tres distritos (CABA, provincia de Buenos Aires y Chaco) están por debajo del 70%.

“En todo el país, salvo en el AMBA, la industria manufacturera está plenamente habilitada para producir. De este modo, si el 20 de marzo el 54% del empleo industrial estaba exceptuado de la cuarentena (destacándose aquel ligado a la industria alimenticia, a la de productos de higiene y limpieza o a la de medicamentos, y sus respectivos proveedores), hoy esa cifra alcanza el 80%”, aseveró.

De acuerdo con el documento, algo similar ocurre con el comercio: al principio de la cuarentena estaba habilitado aproximadamente el 50% (ligado a los mismos rubros), mientras que hoy ronda el 85%, con veinte provincias por encima del 95%. “En pocas palabras, en la gran mayoría del país la reapertura ha sido pronunciada; en tanto, en el AMBA la reapertura de actividades se dio a un ritmo menor al resto de las provincias debido a las mayores dificultades para controlar la pandemia”, indicó.

Otro de los factores que tuvo en cuenta el ministerio para sostener que ya empezó la reactivación es el consumo de energía de las empresas. En base a los datos de Cammesa, observó una recuperación durante todas las semanas en la mayoría de los sectores industriales, aunque hasta principios del mes  en curso todavía permanecía por debajo de los niveles pre-cuarentena.

“La reactivación económica comenzó, pero las secuelas de la pandemia se sienten”, admitió el ministerio, que señala que entre febrero y abril alrededor de 15.000 empresas dejaron de presentar declaraciones juradas de seguridad social ante la Afip (el 2,8% del total), sobre lo cual se verificó que el sector más afectado fue el de hoteles y restaurantes, con una caída del 8% en esos registros.

Asimismo, señaló, el empleo formal muestra bajas significativas. Según los datos oficiales, en marzo, la cantidad de asalariados formales en las empresas cayó 0,8% respecto a febrero (-48.000 empleos), que fue la mayor caída mensual desde la crisis de 2002. En abril esa baja se habría consolidado (-0,6% mensual, la más pronunciada para un mes de abril  desde 2002), tal como se desprende de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del Ministerio de Trabajo. El ministerio aclaró que la principal razón de estas contracciones no son los despidos (que explicaron alrededor del 10% de las bajas de abril), sino que son muy pocas las empresas que estuvieron incorporando personal: la tasa de entrada se ubicó en 0,4%, la menor desde por lo menos 2001. A esto se le suman las suspensiones, que en abril alcanzaron al 7,5% de los ocupados, la mayor cifra desde por lo menos 2006, según el informe.

Dejá un comentario