REM: revisión de expectativas e inversiones

8 de junio, 2020

BCRA Lebac Leliq reservas macro inflación calma cambiaria Leliq

 

Por Federico Filgueira Socio de MAg Finanzas

 

El viernes, el BCRA publicó los datos del relevamiento realizado los últimos  días del mes de mayo, dejando entreverun acentuamiento de la caída del PIB para el 2020 (-9,5%), fuertemente relacionado con las consecuencias del Covid-19 sobre la economía del país. Si miramos las expectativas de crecimiento para el 2021, la evolución de las mismas tuvo un sendero contrario al del 2020, aunque las correcciones positivas para el 2021 no logran compensar las caídas del 2020, tal como se expone en el gráfico.

 

En lo que respecta a las proyecciones de inflación y devaluación para este año, los resultados del REM de los últimos meses son más consistentes que  los de comienzos de año donde, aún con importantes caídas del tipo de  cambio real de Argentina, se mostraba un gap de más de 10% entre la  inflación y la devaluación. Hoy, trabajando con las medianas, el relevamiento estima que la devaluación le ganará a la inflación por 5 puntos porcentuales. No obstante, está claro que la inflación es una variable a seguir de cerca, especialmente pospandemia, ya que cuando la economía real comience a emprender el camino de la recuperación, la política  monetaria deberá pasar una prueba de fuego, mostrando su eficacia para  evitar que los esfuerzos necesarios realizados en estos meses tengan un desenlace no deseado en el tercer y cuarto trimestre del año.

 

Por otro lado, si calculamos el nivel de inflación implícito en las curvas soberana en pesos y CER, la misma se encuentra en torno al 43%. Este es un dato importante para el ahorrista, el cual suele temer (generalmente por  falta de  costumbre) al depósito a plazo fijo UVA. Todos los que están enlas finanzas saben que para que valga la pena correr un riesgo adicional es necesario una promesa de rentabilidad superior (prima de riesgo).

 

 

Ahora bien, ¿por qué invertiría en un plazo fijo en pesos (incurriendo en  riesgo inflacionario) en un escenario de primas negativas? Tome nota que, si un plazo fijo en pesos hoy en día rinde no más del 34,5%, al compararlo con un rendimiento UVA (inflación del 43% y el interés del 1%) vemos que al invertir a tasa fija no solo corremos más riesgo, sino que tenemos una rentabilidad nominal inferior.

 

Para terminar, si descomponemos el riesgo inflacionario (tener menos poder de compra luego de realizar la inversión) en dos componentes lo haríamos utilizando la frecuencia (la cual no es despreciable si tomamos en cuenta que no hay consenso respecto a la inflación expuesta en el REM: habiendo una volatilidad superior al 14%) y la severidad (el  percentil 90% arroja una inflación cercana al 60%).

 

Si bien no existen fórmulas mágicas, es importante que el inversor tome  consciencia del riesgo asumido y analice si no es tiempo de hacer la doble   Nelson (menos riesgo y más rentabilidad) en lugar de ser quien la sufra.

 

Dejá un comentario