Rebote técnico de la industria en mayo

25 de junio, 2020

industria maderera trabajo REFORMA LABORAL prevención

Según el IPI-OJF (el proxy de actividad industrial de Orlando J. Ferreres), en mayo la producción industrial registró una contracción de 18,1% al comparar con igual mes del año pasado, acumulando para los primeros cinco meses del año una baja de 12,3% anual. Por su parte, la medición desestacionalizada registró un crecimiento mensual de 22,4%. Evidentemente, abril fue el piso y en mayo se verificó un rebote técnico, pero la economía sigue lejísimos de la tendencia prepandemia

“Tras atravesar el mes más contractivo en la historia de la industria manufacturera argentina, las fábricas vuelven lentamente a retomar la producción. Durante mayo, a diferencia de lo que ocurrió en abril, todos los sectores tuvieron producción, y aunque la comparación interanual sigue mostrando un verdadero desplome del nivel de actividad, se observa una menor caída mientras que la medición desestacionalizada muestra una mejora sustancial respecto del piso del cuarto mes del año. Vale aclarar que no esperamos a partir de esto una recuperación de la industria, ya que la expansión mensual responde en buena medida al levantamiento de las restricciones en varios sectores. Así, entre los rubros, con un lento arranque de las plantas automotrices, la mayor caída fue la de maquinaria y equipo (-57,3%), seguido por metálicas básicas (-53,4%) y por minerales no metálicos (-36,3%), siempre en la comparación interanual. Para los próximos meses esperamos bajos niveles de producción respecto de los registrados el año pasado, aunque ya sin bajas como las de abril, a menos que un eventual empeora- miento de la situación sanitaria lleve a la reimposición de restricciones a la circulación de personas y a la producción industrial”, dijeron desde Ferreres.

Por otro lado, el Indice de Producción Industrial (IPI) de Fiel registró en mayo un retroceso interanual de 19,9%. “En el mes, aún con el reinicio de actividades en algunas plantas industriales, la adecuación a los protocolos sanitarios y a nuevos planes de producción en el contexto de pandemia, se han observado importantes caídas interanuales en los diversos sectores”, dijeron desde Fiel. La contracción de la producción automotriz, minerales no metálicos, siderurgia y la refinación de combustibles lideraron la caída. En cambio, en el sector de alimentos y de insumos químicos y plásticos volvieron a registrarse actividades con mejora interanual. “En relación al mes de abril, la actividad recuperó 18,9%, que corregido por factores estacionales significó un retroceso del 3,7%”, agregaron en Fiel. Finalmente, la producción industrial acumuló en los primeros cinco meses una merma de 10,6% en la comparación con el mismo periodo del año anterior.

La actual recesión industrial acumula 29 meses y resulta la segunda más prolongada detrás de la registrada entre 1987-1990 con 32 meses. El retroceso anual en la presente fase alcanza a 10,5%, inferior al 14% promedio para las recesiones industriales previas desde 1980, “aunque desde octubre pasado la velocidad de la contracción se ha acelerado alcanzando un equivalente anual de 25,2%”, dijeron en Fiel.

Dejá un comentario