Se aprobó en comisión el proyecto para regular el teletrabajo

24 de junio, 2020

La comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados emitió hoy dictamen de mayoría sobre el proyecto de teletrabajo que regula la modalidad de trabajo a distancia, al establecer los derechos laborales de los empleados y las obligaciones de los empresarios.

El despacho cosechó un alto consenso parlamentario, tanto del Frente de Todos, el Interbloque Federal y Juntos por el Cambio, aunque la principal bancada opositora adelantó que presentará disidencias parciales y el interbloque Unidad para el Desarrollo anticipó que presentará su propio despacho de comisión, según adelantó el diputado Pablo Ansaloni.

La presidenta de la comisión Vanesa Silvey (Frente de Todos) y el vicepresidente Albor Cantard (JxC) destacaron los niveles de consenso alcanzados para acordar los aspectos centrales de la regulación del teletrabajo, luego de tres audiencias donde expusieron los principales dirigentes sindicales y empresarios, y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

El proyecto establece los presupuestos mínimos de la modalidad de teletrabajo, cómo garantizar los derechos laborales tanto en lo que respecta a la definición de una jornada como al derecho a desconexión, o lo que hace a mantener la intimidad del domicilio y la posibilidad de poder revertir esa modalidad de trabajo y volver al sistema presencial.

En ese sentido, establece que las regulaciones específicas del homeoffice “se determinarán para cada actividad mediante la negociación colectiva respetando los principios de orden público establecidos en esta ley”.

“Es una modalidad que lejos de poner en peligro y generar precariedad puede, no solo salvaguardar este tipo de cuestiones, sino que además puede ayudar mucho a la necesidad de generar empleo y dar trabajo”, remarcó Cantard. 

Aunque agregó: “Hubiese sido importante que se contemplara alguna normativa vinculada a la promoción e incentivo para las pymes”.

A su vez, el sindicalista de la CTA y diputado oficialista Hugo Yasky expresó el “orgullo” de parte de “todos los que fuimos parte de la construcción de un proyecto de ley, que podrá ser perfectible, pero cubre un vacío legal para aquellos que ya realizan teletrabajo”.

A su vez, el legislador del interbloque Unidad para el Desarrollo, el sindicalista de Uatre Ansaloni, anticipó que ese espacio político presentará un dictamen propio al señalar que no estaba de acuerdo con el dictamen de mayoría.

“Nuestra propuesta va a defender los derechos de los trabajadores y será mucho más amplia y abarcativa” que el texto impulsado por el oficialismo y Juntos por el Cambio, según informó.

El dictamen determina que las personas que trabajen contratadas bajo esta modalidad gozarán de los mismos derechos y obligaciones que las personas que trabajan bajo la modalidad presencial.

El proyecto establece además que la jornada de trabajo deberá ser pactada previamente por escrito en el contrato de trabajo, de conformidad con los límites legales y convencionales, tanto en lo que respecta a las tareas desarrolladas fuera de línea, como aquellas que se realizan en línea.

La modalidad de trabajo a distancia “debe ser voluntaria por consentimiento escrito y puede ser revertida con una notificación por el trabajador”, que podría regresar así al trabajo presencial. Otro punto clave es que se garantizan los “derechos colectivos” de los trabajadores e igual representación sindical a la del conjunto de las personas que trabajan en forma presencial.

 

Dejá un comentario