Pimco se queda en pesos hasta agosto y la brecha lo agradece

19 de junio, 2020

En una licitación muy positiva, el Ministerio de Economía tomó $ 135.000 millones a través de la colocación de bonos en pesos, en su gran mayoría de corto plazo, por los que pagó entre 29% y 30,6% nominal anual.

Con estos fondos, la cartera que dirige Martín Guzmán hará frente al vencimiento del bono TJ20 por $132.000 millones, que debe pagarse el lunes. La mayor parte de la colocación, casi $120.000 millones, se hizo en títulos que vencen entre el 31 de julio y el 13 de octubre.

De los $132.000 millones que vencen el lunes, los analistas estimaron que unos $80.000 millones están en manos del fondo inversor Pimco, que con esta operación podría acceder más adelante a bonos en dólares emitidos bajo legislación local. Es decir, aceptaron el convite oficial que anunció Diego Bastourre, secretario de Finanzas, días atrás. El interés inversor por esta operatoria quedó reflejado en las 356 órdenes de compra por un valor nominal de $ 129.257 millones.

Para las Letras en pesos a Descuento con vencimiento el 31 de julio se adjudicó un valor nominal de $ 25.366 millones al 29% nominal anual. Para las Ledes con vencimiento el 21 de septiembre el monto nominal adjudicado fue de $ 20.582 millones a una tasa del 30,25%, mientras que para las Letras ajustables a tasa Badlar más 200 puntos al 28 de agosto el monto aceptado fue de $ 21.348, con un rendimiento del 29,78%.

Para las Letras del Tesoro ajustables a tasa Badlar más 400 puntos, con vencimiento al 18 de septiembre, el total adjudicado fue de $ 28.061, a una tasa nominal anual del 30,6%. Y para las Letras ajustadas por CER a descuento al 13 de octubre se aceptaron ofertas por $ 22.639 millones y un plus respecto a la inflación del 2,25%. En tanto, para los bonos ajustados por CER con vencimiento del 5 de agosto de 2021 se aceptaron ofertas por $ 11.261 y una sobretasa del 2,75%.

Fuentes oficiales consideraron “excelente” la operación “por el monto y tasa” conseguidos y porque “entró Pimco”, claro. “Esto aclara y es una gran señal (para el mercado)”, aseguraron, sobre todo luego de que se congeleran las negociaciones de la deuda Ley Extranjera el miércoles.

En igual sintonía, el productor bursátil Matías Daghero consideró “muy positivo el resultado” porque “el Gobierno logró refinanciar gran parte del vencimiento más importante en pesos que quedaba para el año (del Botapo, el lunes)”. “Habrá que ver cómo se mueve la semana próxima el mercado, que venía bastante tranquilo en el último mes respecto al dólar Bolsa y el contado con liquidación”, sostuvo.

Por su parte, Gustavo Neffa, director de Research For Traders, explicó que la operación de ayer “le permitió al Gobierno ‘swapear’ una deuda de pesos a otra en dólares para que el lunes no haya que pagar tanto (con el Botapo)”.

En igual sintonía, Guido Lorenzo, director de la consultora LCG, afirmó que “la colocación permite hacer ‘un puente’ entre el vencimiento del Botapo del lunes y los bonos en dólares que se deberán emitir a partir de agosto”. Según dijo, pagar el Botapo hubiera significado “que la brecha cambiaria vuele” (eran casi US$ 2.000 millones) y por eso el Gobierno debió elegir “entre tener más brecha hoy o menos dólares mañana”.

“La deuda en pesos se libera bastante con esto, ya que el vencimiento del lunes iba a tener impacto en la brecha cambiaria, pero va a haber que canjearla por deuda en dólares”, sostuvo.

Los vencimientos de la colocación de ayer se empalman con las tres licitaciones de nuevos títulos en dólares que hará Economía entre el 7 de agosto y el 27 de noviembre. Cada una será por US$ 500 millones y los tenedores de bonos en pesos podrán ofrecerlos en parte de canje. Pimco dice que se prende.

***

Mauricio, go home

En un documento conjunto difundido hoy, Juan Manuel Santos, Henrique Cardoso, Ricardo Lagos, Julio María Sanguinetti y Ernesto Zedillo (todos expresidentes de América Latina) expresaron su “profunda preocupación y desacuerdo” con la propuesta de Donald Trump de que su funcionario Mauricio Claver-Carone lidere el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), argumentando que rompe con su compromiso original de una presidencia latinoamericana en la organización financiera cuya sede se encuentra en Washington. “Para que la institución tenga éxito, la función de liderarla debe pertenecer a los países latinoaméricanos”, citaron los ex mandatarios a Eisenhower en su discurso en las Naciones Unidas en agosto de 1958 y agregaron que esta decisión no se trata solo de una cuestión protocolar, sino que representa “un quiebre, con obvias derivaciones políticas”.

Dejá un comentario