Mayo tuvo mejores indicadores que abril

1 de junio, 2020

 

El dato más relevante al cierre de la semana fue que PIB de Brasil bajó 1,5% en el primer trimestre con relación al último de 2019 y 0,3% contra el mismo período del año pasado. Se trata del peor desempeño para un segundo trimestre desde 2015 y que pone fin al ciclo de subas, aunque a tasa mínimas, que comenzó en 2017 como lo refleja que la suba dl PIB acumulada en los cuatro trimestres que terminaron en marzo de 2020 fue de 0,9%. En Las medidas adoptadas para enfrentar el coronavirus impactaron en la economía, pero es solo un anticipo de la caída más pronunciada que se dará en este segundo trimestre. Tanto los servicios como la industria retrocedieron mientras que el sector agropecuario registró un avance. A su vez, el consumo de las familias, que representa el 65% del PIB tuvo una contracción de 2%, la mayor caída desde 2001.

 

Como en la del resto de los países, la economía brasileña sufre simultáneamente problemas de oferta y de demanda y todavía faltan los peores indicadores. Los analistas del mercado, por su parte, proyectan una caída de 6% del PIB este año, pero podría ser mayor teniendo en cuenta el arranque peor al esperado. En la semana que se inicia, los mercados estarán atentos al rebrote del conflicto entre Estados Unidos y China. Por otra parte, en todos los países se seguirán abriendo paulatinamente algunas actividades por lo cual los de abril, es probable que hayan sido los peores indicadores del año. Entre los datos e informes más relevantes que se conocerán en los próximos días, se destacan los siguientes:

 

Lunes 1

 

En Japón, Estados Unidos y la zona euro se difundirán los índices PIM sobre el sector manufacturero y los servicios correspondientes a mayo que mostrarían una mejora con relación a abril, ratificando que lo peor de la crisis económica quedó atrás en la medida en que se fueron reabriendo algunas actividades.

 

El índice Caixin sobre la actividad industrial en China reflejaría un avance en mayo con relación a abril y será el primer dato de la semana que tendrá impacto en los mercados.

 

El Banco Central de Brasil dará a conocer el informe Focus con las proyecciones de los analistas del mercado. La semana pasada estimaron una caída del PIB para este año de casi 6%. También se difundirán los números del comercio exterior en mayor que mostrarán un fuerte superávit que se sostendrá durante los próximos meses sostenido por la paulatina recuperación de la demanda de China que es el principal destino de las exportaciones brasileñas.

 

En Chile se conocerá un informe sobre actividad que puede mostrar que en abril hubo una caída interanual de dos dígitos.

 

Martes 2

 

China publicará el índice Caixin de servicios correspondiente a mayo que mostraría una leve mejora frente a abril.

 

Miércoles 3

 

En la zona euro, según los analistas, la tasa de desempleo de abril fue superior al 8%, mientras que en marzo se ubicó en el 7,4%. Si bien la recesión será fuerte, la destrucción del mercado de trabajo, por ser más rígido, no tendrá la misma magnitud que en Estados Unidos.

 

La producción en Brasil, industrial habría registrado una importante contracción en abril, la mayor desde 2003.

 

Jueves 4

 

Se conocerá en Estados Unidos la cantidad de subsidios por desempleo pedidos en la semana que concluyó el 30 de mayo. Los analistas esperan que sean inferiores a los 2 millones manteniendo la tendencia descendente luego del pico de casi 7 millones registrado a fines de marzo. También estará el dato sobre intercambio comercial en abril, que exhibiría un desequilibrio estable con relación al de marzo en un contexto de menor dinamismo de las transacciones globales.

 

El Banco Central Europeo decidirá ampliar su programa de compra de activos para sostener el nivel de actividad. También se darán a conocer las proyecciones económicas de la entidad que ratificarían las declaraciones de su presidenta, Christine Lagarde, que sostuvo que el PIB podría caer hasta 12% en 2020.

 

Viernes 5

 

El tasa de desempleo en Estados Unidos habría llegado en mayo a alrededor del 20% y los analistas esperan que suba aún más en junio. Se habrían pagado 8.000.000 de salarios menos que se sumarían a los 20.000.000 perdidos en abril.

Dejá un comentario