Los hogares deben $737.000 M a fuentes “no bancarias”: stock creció 16,1% en junio

29 de junio, 2020

pesos inflación mmt

Mientras sigue la parálisis de gran parte de la actividad por la extensión de las medidas de aislamiento social, la disminución o la falta de ingresos sigue afectando significativamente los bolsillos de la población en general. A pesar de las ayudas estatales, éstas en muchos casos siguen siendo insuficientes, por lo que muchas familias han continuado endeudándose para cubrir los gastos y compromisos básicos.

Según un estudio del Centro de Economía Regional y Experimental (Cerx), que cruzó los datos del Banco Central con una encuesta propia realizada sobre 6.770 hogares entre el 22 y el 25 de junio, en junio las deudas de las familias mostraron un incremento de 4,6% respecto a mayo al alcanzar los $ 1,9 billones, afectando a 11,9 millones de hogares, que equivalen al 86,5% del total de los hogares del país.

No obstante, de acuerdo con los datos, en comparación con el mes anterior, durante junio hubo unas 163.000 familias menos con tenencia de deudas, pero creció en $ 83.415 millones el monto total adeudado para quienes no pudieron cancelar sus pasivos.

En promedio, cada familia adeudaba en junio $ 159.738, lo que implica un alza de 6% respecto a mayo, aunque ese monto no incluye los costos asociados a moras y retrasos, que fueron en incremento con los días en cuarentena y podrían incrementar fuertemente ese stock, según el informe.

De acuerdo con el análisis, el stock de deuda tiene dos grandes componentes. Por un lado, la deuda “no bancaria”, que la consultora estima en $ 736.902 millones, que representa 16,1% más que en mayo y que en junio abarcó al 86,2% de los hogares del país. Por otro lado, la deuda “bancaria”, que según el Banco Central se redujo 1,6% en junio a $1,16 billones a fines de mayo, cuya principal caída estuvo en los créditos prendarios (-5,8%) y en las tarjetas de crédito (-2%).

“En la medida que se liberen más actividades es de esperar que las familias vayan regularizando sus deudas no bancarias. Pero ese proceso será muy lento e irá combinado con aumentos en el stock de deuda de quienes perdieron ingresos o empleo y no se recuperan todavía”, estimó Cerx, al tiempo que señaló: “Eso será uno de los grandes limitantes para recuperar el consumo, aun cuando los ingresos comiencen a ganar terreno. Primero se cancelarán deudas y después habrá consumo”.

En ese sentido, el relevamiento indica que el 61,8% de los participantes sostiene que cuando se levante la cuarentena y se regularicen los ingresos destinará esos fondos prioritariamente a pagar las deudas atrasadas, mientras que el 16,2% señaló que los utilizará para mayor consumo de bienes y servicios y el 5,7% manifestó que los destinará para mejorar su vivienda. En tanto, el 2,5% dijo que los utilizará para ahorros y el 13,8%, para otros fines.

Por la magnitud en cuanto al número de afectados, la mayor preocupación se concentra en las deudas “no bancarias”. Según el estudio, lo más frecuente durante el mes en curso continuaron siendo los atrasos en impuestos, que acumuló deudas por $ 185.040 millones, lo que significó una suba de 24% frente a mayo. El análisis sostiene que las familias continuaron dejando de pagar impuestos como el inmobiliario, patentes y otros nacionales y municipales.

La otra gran deuda que se acumula es en servicios: el stock total alcanzó los $ 165.102 millones, 15,5% más que en mayo, con una deuda promedio de $ 16.140 por familia. Aun así, según el estudio, es uno de los principales ítems que aparece en la lista de deudas a cancelar cuando se recuperen los ingresos.

Dejá un comentario